Se realiza en Pergamino , el primer encuentro nacional del Movimiento Naciónal Peronista 9 de Julio

  1. Hoy desde las 9 de la mañana secretarios generales del movimiento 9 de Julio de todo el territorio nacional estarán arribando a Pergamino para llevar adelante el primer encuentro de dicho movimiento ,bajo el lema » Comunidad Organizada» encabezado por el Secretario Naciónal de dicho movimiento Federico Schierloh , Mariana Villamayor Secretaria de la Mujer y disidencias , Natalia Borda Secretaria Territorial , Celeste Arias Secretaria de la Juventud , entre otros.

El tal tendrá lugar en SMATA ( Bv . Rocha y Catamarca ) en dicho encuentro los invitados discutirán el rol de peronismo en el contexto actual y la adhesión a los 12 puntos programáticos del Peronismo de la Soberanía

PERONISMO DE LA SOBERANÍA

 

 12 PUNTOS PARA CONSTRUIR UN PERONISMO DE LA SOBERANIA

 Las organizaciones políticas, sociales, sindicales y comunitarias que nos proponemos construir un Peronismo de la Soberanía, acordamos una serie de puntos de partida para un programa nacional que surja de la participación y movilización del Pueblo y los sectores nacionales. Es sólo un comienzo. Una guía para la acción. Un punteo para el reagrupamiento peronista entorno de nuestros grandes principios históricos, de acuerdo a una visión actualizada de la realidad que vivimos.

Recorrer cada localidad, barrio, lugares de trabajo y ámbitos educativos compartiendo los acuerdos, servirá para organizar las Mesas Promotoras más amplias posibles y mejorar el programa en construcción. Con mística peronista y voluntad de triunfo.

 

 SITUACIÓN MUNDIAL

 

El mundo puede ser multipolar si América Latina o la subregión sudamericana se unifican. O si Europa rompe con la política guerrerista de EEUU contra China y Rusia. Actualmente transitamos hacia un abierto enfrentamiento creciente entre ambos polos, que transcurre de una guerra comercial a un creciente enfrentamiento militar. La guerra de OTAN/EEUU y Rusia que se libra en Ucrania tiene consecuencias en todo el mundo: crecen la producción de armas y los ejércitos; los Estados consideran a los alimentos y los medicamentos como mercancías y de valor estratégico.

Hay hambrunas en África, falta leche en EEUU, cereales en varios países del mundo. La inflación crece en todo el mundo. Los recursos naturales del tercer mundo son objetivos estratégicos de las principales potencias. Procurar alimentos, minerales, agua y otros recursos están en la planificación de las empresas y los gobiernos poderosos del mundo.

 

 SITUACIÓN NACIONAL

 

El gobierno tiene problemas de conducción política unificada. La verdad peronista de que “construimos un gobierno centralizado, un Estado organizado y un Pueblo libre” no se cumple.

Las prácticas liberales, individualistas y facciosas en la superestructura del Peronismo se convirtieron en una cosa cotidiana. La falta de proyecto estratégico compartido por la dirigencia intermedia del movimiento popular, por los cuadros del peronismo y del Frente Nacional (Frente de Todos), condiciona el avance. Desde las bases del peronismo hay un clamor: “volver a Perón”.

El gobierno de Alberto Fernández fue elegido por el voto popular. Al Presidente Alberto Fernández se le oponen fuertes poderes, pero le hace mucho daño la oposición interna. Cada vez que se moviliza el Pueblo y los trabajadores y trabajadoras, avanza. Hay que apoyarlo. Los partidos de la oligarquía quieren volver a gobernar. El endeudamiento es la base de la política de dependencia en Argentina.

Qué hacer con la postergación del pago al FMI y los acreedores privados es la decisión soberana. La deuda externa macrista es ilegal y deben pagarla los que la fugaron. El propio FMI sabía tanto al otorgar el préstamo en 2O18, como al aprobar el acuerdo en marzo que eran inviables. La contradicción no es postergar el pago indefinidamente o no pagarla, sino qué hacer con el programa económico y el Estado. Seguimos con el modelo de acumulación neoliberal o avanzamos a un modelo autónomo.

Es necesario disciplinar a los principales formadores de precios que especulen; aplicar la ley de abastecimiento, la ley penal tributaria y los derechos de exportación, para desacoplar los precios de los alimentos del mercado internacional. Revisar el acuerdo con el FMI cuando sea necesario, porque nació inviable no solo por la herencia de la gestión macrista, sino también por el contexto mundial, las consecuencias de la pandemia y la guerra, el precio de los alimentos y la energía.

Contemporáneamente hay que redefinir cómo pagar la aludida deuda, y en este sentido el Congreso debe pronunciarse sobre el Proyecto de Ley sobre Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI, ya sancionado por el Senado, y el Proyecto enviado por el Ejecutivo para gravar la renta inesperada. La oligarquía y los monopolios frenan el crecimiento del país y producen hambre, pobreza y atraso de las mayorías nacionales.

El Estado neoliberal que quedó de las privatizaciones menemistas y que no cambiamos definitivamente, es el freno a la expansión de las fuerzas productivas. Sin barcos ni puertos argentinos, sin recuperar los trenes de carga y de pasajeros, sin bancos nacionales, sin servicios públicos nacionales, sin inversión nacional suficientes en minería y petróleo con costos nacionales y orientadas a la producción y desarrollos autónomos, se favorece la concentración económica.

Argentina es inflacionaria entre varias razones porque vende al exterior lo que consume en el mercado interno, sin ningún control. HAY 2023 Sin embargo, como “lo mejor que tenemos es el Pueblo”, hay posibilidades de ganar las próximas elecciones presidenciales. HAY 2023, porque hay un Pueblo organizado, movilizado y consciente. Porque los partidos de la oligarquía no tienen otra propuesta que volver a privatizar empresas del Estado, despedir trabajadores y trabajadoras y achicar la economía.

 

  •  SOBERANIA Y SEGURIDAD ALIMENTARIAS

 

Para garantizar la soberanía y seguridad alimentarias hay que controlar el comercio exterior. El pan, la carne, la leche y el aceite de las mesas argentinas se venden en el exterior, sin ningún límite a las empresas extranjeras comercializadoras, que les pagan a los productores lo que quieren. Los bancos extranjeros financian las exportaciones que enriquecen a las empresas multinacionales. Además de ser un problema de las mesas del Pueblo, es un problema de estabilidad política; por ende, de la defensa nacional.

Los países industrializados nos impusieron en los años 90 un papel en el mundo de productores de alimentos. Ser “graneros del mundo” requiere garantizar que una parte de los alimentos que venden en dólares afuera, se garantice en pesos al Pueblo por parte del Estado. Para conseguir la soberanía alimentaria hay que liberar la cadena logística del comercio exterior del capital financiero mundial.

 

  •  SOBERANIA FLUVIAL Y MARÍTIMA

 

Poner en marcha el Canal Magdalena es articular una estrategia geopolítica soberana de la Cuenca del Paraná y el Río de la Plata con el Atlántico Sur. La soberanía sobre Malvinas y mares circundantes depende de nuestra presencia en el mar. Un sistema portuario nacional, una flota nacional y una industria naval fuerte, necesitan una conciencia definitiva de que el futuro de Argentina está en una nueva proyección marítima, patagónica y antártica, así como un nuevo influjo de la región andina y del norte grande.

El Río Paraná está colonizado por las empresas multinacionales que tienen los puertos, los barcos y definen los destinos de nuestros productos. Perdemos entre 5 y 7 mil millones de dólares anuales por fletes. Estamos en contra del Decreto 949/20 que prorroga la concesión del dragado de las vías navegables.

 

  •  SOBERANIA MONETARIA Y FINANCIERA

 

Luchamos por la independencia económica. El manejo de la emisión monetaria, las tasas de interés y el crédito son imprescindibles para un Estado soberano. Lula propuso una moneda de intercambio en la región sudamericana, para eliminar la dependencia del dólar. Las constantes devaluaciones destruyeron el valor del peso argentino.

 

La pulverización de los ingresos de los trabajadores y trabajadoras hace que la capacidad de compra sea débil en la economía de Argentina. Los commoditys dolarizan la economía doméstica. La extranjerización del comercio exterior genera inflación y esta se come los ingresos y el capital productivo. Necesitamos terminar con la Ley de Entidades Financieras de Martínez de Hoz y Cavallo. Fomentamos el ahorro popular y el desendeudamiento de la sociedad. Hay que defender y cuidar el capital nacional.

 

  •  SOBERANIA ENERGETICA, PRODUCTIVA, CIENTIFICA Y TECNOLÓGICA

 

Petróleo, gas y litio exponen a Argentina como potencia mundial en materia de reservas de estos tres insumos estratégicos. Vaca Muerta y las cuencas marítimas son oportunidades increíbles para un desarrollo nacional. Igual para la revolución 5G y las baterías eléctricas de los automotores, tenemos una de las reservas mayores del mundo de litio. Acuíferos subterráneos, ríos y glaciares argentinos, sumados a las reservas en Antártida, exigen políticas públicas de cuidado del agua frente a la desertificación de los territorios y la crisis ambiental. La situación sanitaria nos enseña que ciertos insumos son estratégicos.

 

Ahora hacemos vacunas para el COVID 19. El desarrollo autónomo de una industria aeroespacial, la tecnología satelital, nuclear, hidrocarburifera, nanotecnológica, química, alimentaria, naval, automotriz y otras, generan trabajo e independencia en las decisiones nacionales. Argentina tiene todo para ser una economía desarrollada. La educación y las ciencias son prioritarias. Hay que apoyar las investigaciones con fines productivas.

 

  •  SOBERANIA FISCAL

 

El Estado nuevo, que construiremos reemplazando al Estado neoliberal con la aplicación de políticas peronistas y soberanas, tendrá una estructura impositiva que favorezca el crecimiento y grave especialmente al sector financiero especulativo, a las empresas globales de la comunicación y los entretenimientos y a las empresas transnacionales y monopólicas.

 

  •  SOBERANIA JUDICIAL

 

La Corte Suprema es el más antidemocrático e injusto de los tres poderes de la democracia formal e insatisfactoria. Sostiene un orden injusto a partir de una juridicidad oligárquica. El aparato judicial es parte de un sistema regional de armado de causas a dirigentes políticos y sociales y garantiza la intervención de potencias extranjeras a través de técnicas de la guerra híbrida como en el Plan Cóndor y en el ciclo del Lawfare, todavía vigente, a dirigentes de toda Sudamérica.

 

  •  SOBERANIA POPULAR

 

La primera de las 20 verdades del peronismo dice que “La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el Pueblo quiere y defiende un solo interés, el del Pueblo”. El gobierno peronista debe consultar y movilizar constantemente a las organizaciones libres del Pueblo. Hacer participar al Pueblo y movilizarlo es la prioridad, para pasar de una democracia representativa y liberal a una participativa. “Solo el Pueblo salvará al Pueblo”.

 

  •  UNIDAD NACIONAL

 

El General Perón dijo “Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista” y “para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”. El colonialismo construye las grietas en la sociedad, para hacer aquello de “divide y reinarás”. Diremos con Martín Fierro: “Si entre hermanos se pelean, los devoran los de ajuera”. Los únicos que no entran en la unidad nacional son aquellos que sirven a intereses extranjeros.

 

  •  PLANIFICACION ESTRATÉGICA

 

Los peronistas somos hijos de los planes quinquenales. Hay que volver a planificar la Argentina, ya que al hambre y el despojo nacional lo planificaron en los 90 la oligarquía y las potencias extranjeras. Hay que superar al Estado neoliberal sin poder ni control de la economía. Nuestro proyecto es la Comunidad Organizada.

 

  •  FEDERALISMO

 

El puerto de Buenos Aires y la metrópolis elegida por los sectores financieros ahogan a las provincias. Estos sectores eligieron nuevos puertos y aduanas para condicionar el desarrollo argentino, imponiendo un modo de producción para la exportación de cereales y derivados, que ahoga las economías regionales. La Patagonia, el Norte Grande y Cuyo pierden ante la imposición hegemónica de la llamada zona núcleo. Un nuevo Pacto Federal debe anteceder a un nuevo Plan Quinquenal.

 

  •  TRABAJADORES Y TRABAJADORAS

 

Los cargos en las listas electorales y los organismos públicos del Estado deben estar llenos de trabajadores y trabajadoras. La Revolución Justicialista debe tener un sujeto social: la unidad de la clase trabajadora. Y una alianza social que favorezca la producción para la independencia económica.

 

  •  TIERRA, TECHO Y TRABAJO

 

Los movimientos populares luchamos por trabajo en Argentina y en todo el mundo. El capitalismo neoliberal expulsa del empleo formal a millones de seres humanos, en lo que el Papa Francisco define como la “cultura del descarte”. Nuestro gobierno reivindica la existencia de la economía popular. Impulsamos el trabajo autogestionado y el apoyo a la producción desde abajo. La agricultura familiar es prioridad para alimentarnos bien y trabajar. Las comunidades campesinas e indígenas requieren atención a la producción, comercialización y desarrollo de las economías regionales y las culturas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.