La evolución de “El loco Julio”: “Les mando mi corazón porque no se quemó; está intacto”

El pergaminense internado en un centro de salud de Merlo está recibiendo un tratamiento de alta complejidad en el que evoluciona. Ya puede levantarse, comer e incluso hacer chistes a las enfermeras Hace más de un mes que Julio Medina fue trasladado desde Pergamino a la Clínica Provincial de Merlo, luego de sufrir graves quemaduras, a raíz de un accidente doméstico Durante este tiempo, Medina estuvo respondiendo favorablemente al tratamiento médico de alta
complejidad. A diario, está recibiendo curaciones en la zona de la espalda y antebrazo, mientras que los lunes y jueves es trasladado al quirófano para ser sometido a cirugías de reconstrucción del brazo.
El pergaminense llegó al centro de salud con el 36 por ciento del cuerpo quemado, razón por lo cual los profesionales estimaron que su tratamiento especializado duraría más de 3 meses. Sin embargo, su hermana Virgina contó que Julio ya está caminando nuevamente, logró levantarse de la
cama por sí mismo y recuperó el apetito. “Julio, como paciente, charla, nos hace chistes a todas las enfermeras, va y viene por la clínica y se la pasa comiendo. Pero está bien eso, así recupera tejidos y se pone bien enseguida. Está evolucionando re-bien”, expresó una de las enfermeras que lo atiende a
Pan&Circo de RADIO MÁS (FM 106.7).
Por su parte, Julio aseguró que “cuando vuelva a Pergamino a vender turrones voy a volver a entrar a todos los bares” y celebró que “ahora dejé de fumar”.
También dijo que ahora fue bautizada coomo “Llamarada Medina” y recordó el día del accidente. “Hacía frío y estaba abrigado, pero me agarró un tembleque. Me puse a limpiar la cocina con la hornalla prendida, pero cuando me doy vuelta para limpiar la otra hornalla, se me prendió fuego la campera que
tenía puesta porque el fuego me la agarró.
“Se descontroló todo porque no lo podía apagar, hasta que me mojé con agua de la ducha y lo pude apagar. Después, así temblando, llamé a la ambulancia, al SAME; prácticamente no veía nada”, señaló.
A pesar del mal trago, el optimismo de “El loco Julio” se mantiene inmune. “No perdí la calma en ningún momento porque me comuniqué con mis hermanas y mis amigos. Estuve 9 días en terapia intensiva y ahora me están curando 14 enfermeras”.
El pergaminense añora regresar a reencontrase con todos sus afectos, ya que es consciente del cariño que la coumindad le tienen y de la preocupación que generó su accidente. “Le pido a todo Pergamino que no me extrañe, le mando saludos Jorgelina, a Hernán, a Emiliano, a mi mujer, a mi perrito y a todos mis amigos. Les mando mi corazón porque no se quemó; está intacto”, concluyó Julio Medina en su
dialogo con RADIO MÁS (FM 106.7).

 

fuente: http://www.primeraplana.com.ar/la-evolucion-de-el-loco-julio-les-mando-mi-corazon-porque-no-se-quemo-esta-intacto/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.