Incendios en las islas: Los mismos lugares que hace dos años y ningún responsable

El ambientalista César Massi publicó la sugerente comparación entre las quemas de 2020 y
el mismo período de este año. El fotógrafo y conocedor del humedal Pablo LosAliadoS
expuso uno de los casos en los que se hace evidente la intencionalidad. La Justicia y los
otros Poderes del Estado van detrás Este martes había tres grandes focos activos de incendios en el Delta del Paraná a la altura de Rosario y la región, lejados de las costas en jurisdicción entrerriana. Lo notable, según un simple relevamiento en una página de la Nasa que expuso el ambientalista César Massi, es que varias de las zonas quemadas ahora son las mismas en las que hubo fuego hace dos años, en el del inicio de la pandemia, cuando las llamas consumieron hectáreas de vegetación y hábitat animal de punta a punta. En todo ese tiempo, continuaron ardiendo los territorios insulares del río mientras en los tribunales se enfriaron las causas
abiertas para determinar origen de los siniestros y posibles responsables.
Al norte de la traza del puente a Victoria, a la altura de Capitán Bermúdez y Granadero Baigorria, en la zona de Oliveros y Timbúes. El fuego se reaviva incluso en cercanías de los promocionados Faros de Conservación a medio completar. “Todo lo que se hace se apunta a esa línea de trabajo, cuando ya está el fuego. Le estamos yendo al síntoma permanentemente, lo que hace falta es resolver la enfermedad de esto”, resumió el abogado especializado en Derecho Ambiental Matías de Bueno, director del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).
El colectivo El Paraná No se Toca volvió este fin de semana a exponer la poca o nula utilidad de
prevención de los faros. “Datos del incendio 9 de julio frente a Rosario. Se inició al norte de la traza vial, cercano al arroyo que llaman El Enzo. Luego, con el fuerte viento norte, el fuego avanzó al sur, donde lo detuvo el canal de servicio y la traza vial (Puente a Victoria). A pocos kilómetros (9) está uno de los faros de conservación. Si no hay responsables identificados, algo está fallando. La prevención debería ser la prioridad”. El posteo en Facebook fue este domingo.
“Falla la justicia, porque después de tres años no tenemos en ninguna de las causas judiciales ningún tipo de sentencia o indicio de que haya una sentencia pronta. Ni en las causas que apuntan a los reclamos penales, ni en las que apuntan a los reclamos ambientales ordinarios, ni a los ordinarios civiles”, enumeró el director del Observatorio Ambiental de la UNR sobre uno de los tres Poderes del Estado que no allanan un camino de salida al ecocidio.
“Estamos viendo que se están quemando más de 2 mil hectáreas frente al Gran Rosario. Con lo cual, creemos que hay una pata que no puede faltar, que es la de la Justicia”, salió al cruce la ministra de Ambiente de Santa Fe, Erika Gonnet, sobre las quemas detectadas sólo durante el fin de semana último y este lunes. Es, para comparar, una superficie equivalente a 15 veces la del Parque Independencia de Rosario.
No parece complicado investigar los mecanismos que inician las llamas y los eventuales quemadores. “Frente a Rosario, misma época, entre junio y julio. Mismos focos gigantes en los mismos lugares. Si dejan de mirar al costado y los quieren agarrar, no hace falta demasiado más. Si patrullan, los agarran.
Si cruzan datos, los agarran. Si miran los mapas anteriores, pueden darse una idea dónde van a
quemar. Pero son cómplices”, posteó con enojo Massi junto a las capturas de pantalla del conocido portal de la Nasa que publica imágenes satelitales de focos de calor en tiempo real y en secuencia histórica de todo el planeta.
“Hay un plan de limpieza del río con casi un millón de hectáreas quemadas. Y sorprende que uno, con muy pocos recursos y apenas iniciativa, puede ver imágenes satelitales de 2020 y de este año y descubre que los incendios son en los mismos lugares, los mismos campos. Es alevoso y tenemos que saber que no quieren agarrar a quienes prenden”, insistió el ambientalista Massi No es el único, y lo que no hace el Estado lo hacen colectivos ambientales o amantes de los humedales.
La presunción de intencionalidades no es caprichosa. Pablo Cantador, desde su perfil de Facebook Pablo Los Aliados, expuso un caso, de muchos, que apuntalan las sospechas. “Hoy prendieron fuego el llamado islote Carcarañá, frente a Tambúes. Claramente intencional y bien planificado: lo iniciaron al sur de la isla, justamente aprovechando la dirección del viento (sur con ráfagas de 20 nudos). El humo no llegará a la ciudad, que parece ser lo único que molesta. Un lunes al mediodía ¿quién anda por esos lugares? ¿Prefectura dónde está? El gran ausente a lo largo de todo el Río. Esa isla mañana estará totalmente quemada, junto con toda la vida que hay en su interior”, publicó el último lunes. De Bueno rescató, desde el Observatorio Ambiental, el trabajo de los brigadistas: “Mejoraron mucho en su forma de actuar, cada año que pasa están más preparados”. Hoy son alrededor de 35 en la zona del Gran Rosario, de los cuales unos 20 actúan de forma directa en el territorio, otros en el área de comunicaciones y el resto en los vehículos aéreos. Pero esas acciones son cuando ya la devastación comenzó.
Los otros instrumentos disponibles, en particular el generado en 2008 cuando las quemas cobraron visibilidad nacional porque esa vez el humo, una de sus consecuencias, llegó a territorio porteño: el Piecas (Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná). “Está prácticamente inexistente el Comité Interjurisdiccional de Emergencia Ambiental que debería estar funcionando porque lo ordenó la Corte en 2020”, recalcó De Bueno sobre ese acuerdo que compromete a las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires junto a Nación. “Ahí se deberían determinar la políticas a llevar adelante para prevenir estos incendios”, recordó el abogado.

 

fuente: http://www.primeraplana.com.ar/incendios-en-las-islas-los-mismos-lugares-que-hace-dos-anos-y-ningun-responsable/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.