“Hacer la vida”: un mismo lugar, diferentes historias

En el marco del “Ciclo Vamos al Cine” se reestrenó este film que refleja los diversos deseos que habitan en les vecines de un edificio. Nota al Pie dialogó con su directora y guionista, Alejandra Marino.

La película Hacer la vida se reestrenó el pasado 22 de julio en el marco del “Ciclo Vamos al cine”. La función fue en la Sala 2 del Centro Cultural San Martín, ubicado en Sarmiento 1551Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). El film dirigido por Alejandra Marino cuenta cómo a través de un lugar en particular, como un edificio, se reflejan distintas historias que van hacia un mismo objetivo: hacer la vida.

“En un edificio antiguo de Buenos Aires, se cruzan historias que esconden secretos tras sólidas paredes”, explica la sinopsis. Allí se encuentra, entre otras historias, la de Lucy (Bimbo Godoy), quien tiene el deseo de liberarse de su madre (Luisa Kuliok) y decide ocultar la paternidad de su hijo.

Además, están La Rusa (Raquel Ameri) y Mercedes (Florencia Salas), quienes desean un lugar en el mundo pero es casi difícil porque Lorenzo (Pablo Razuk) desea a La Rusa. Al mismo tiempo, la bailarina Gaby (Luciana Barreiro) quiere ser Odette y Mariano (Joaquín Ferrucci) ser Gaby; mientras que, en secreto, Mónica (Victoria Carreras) desea un bebé pero tiene a Sergio (Darío Levy) y a su dogo Aquiles.

Es así como aquellas vidas se entrelazan y “nadie será igual tras abrir la puerta de su más íntimo deseo”, concluye la sinopsis. Nota al Pie dialogó con Alejandra Marino, directora y guionista de Hacer la Vida quien compartió cómo fue crear este proyecto.

¿Cómo fue planear las distintas historias?

Las distintas historias parten de, en algunos casos, investigaciones que realicé para un documental que tienen que ver con migraciones; junto con entrevistas. A partir de ahí se empezaron a armar estas historias y deseos de distintos personajes que viven en un mismo edificio.

Estos mismos se cruzan y es ahí donde se producen transformaciones en sus vidas. Lo cual para mi era como una manera de mostrar la diversidad y las posibilidades de encuentros en dichas diversidades.

¿Por qué el cambio de su anterior título por “Hacer la vida”?

Respecto al nombre de la película, en un principio fue Hacer la vida. Aunque en un momento, poniéndome en el personaje de Lucy y de su situación particular, la cual tiene que ver con algo de la historia acompañado de un tema de los Beatles, me había encantado Lucy en un cielo de diamantes. Pero me surgió el problema de que quizás no se pudieran conseguir los derechos.

Entonces no se sabría si se consideraría en que no estaba basado en el nombre de la canción, es por eso que surgieron cambios en el título y se estableció Hacer la vida. El cual tiene que ver de alguna manera con situaciones particulares de algunas de las mujeres de esta película.

¿Qué podés destacar de “Hacer la vida” y de los personajes?

Lo que creo que se destaca en la película, tiene que ver con que sea un film “coral”, es decir, que posee varios personajes protagónicos con historias que son muy vitales. Donde en algunos casos la comunicación aunque se viva en el mismo espacio, está cortada.

Al mismo tiempo que, al igual que los deseos que se cruzan y en algunas situaciones, la comunicación es posible aunque no hables el mismo idioma, mientras el objetivo sea el mismo.

Eso por un lado, yo destaco mucho lo que logró la producción para que la película pudiese tener todas estas figuras y esta locación. Incluso el haber podido hacerla y contar con todes y cada une de les protagonistas (actores y actrices) de la película a la par de su entrega. También podría destacar a un equipo que pudimos armar con paridad de género, en el caso de la realización.

¿Qué significó para vos llevar a cabo “Hacer la vida”? 

Llevar a cabo este proyecto fue algo que me llevó mucho tiempo, un total de nueve años desde que escribí el guión, lo presentamos y lo pudimos hacer. Además, significó la maravilla de poder realizar una película siendo que ya tenía salas de cine para que sea estrenada; y bueno, se desató la pandemia, generando que ante la no posibilidad de estrenarla en salas, aceptamos estrenarla primero en plataformas como Cine Ar.

En este momento se está volviendo a las salas y se está también ganando espacios básicamente gracias, en este caso, a la academia de cine que participó y al ciclo de inclusión cultural. Al igual que “Catergate feminista” que es una de las colectivas feministas que integro. El cual también trabajamos en cuanto a la distribución de las películas.

 

fuente: https://www.notaalpie.com.ar/2022/07/23/hacer-la-vida-un-mismo-lugar-diferentes-historias/

escrito por: Bianca Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *