Netflix: anatomía de una crisis.

Las acciones de Netflix cayeron a un piso histórico después de que el servicio de transmisión perdiera casi 1.2 millones de suscripciones durante el primer semestre de este año. Se ha especulado que las causas de esta pérdida masiva de clientes puede deberse en parte a su contenido inclusivo y en parte a la inflación que golpea a Estados Unidos Europa.

Más allá de las especulaciones por parte de les ejecutives de la empresa, el problema principal para Netflix es que perdió espectadores, mientras que sus mayores rivales obtuvieron ganancias.

En este marco, la compañía reportó, en abril, su primera pérdida de suscriptores desde 2011. La noticia de que 200 mil suscriptores abandonaron el servicio durante el primer trimestre del año, fue seguida por cientos de recortes de empleo y una fuerte caída en sus acciones.

El informe sobre el segundo trimestre del año no fue para nada alentador, ya que sumó a las pérdidas anteriores el abandono de 970 mil clientes. La empresa trató de lavarle la cara a esta baja en picada al afirmar que no perdió los dos millones que había previsto a principios de año. Tales proyecciones asustaron a Wall Street y plantearon dudas sobre la continuidad del streaming.

Incluso el presidente de Netflix, Reed Hastings, se vio obligado a admitir durante una entrevista sobre el último informe de les actives de la empresa: “Es difícil perder un millón de suscriptores y llamarlo un éxito”. Cuando se le preguntó qué pudo haber impedido que las suscripciones cayeran aún más, dijo: “Si hubiera una sola cosa, podríamos decir Stranger Things”.

El nacimiento de un gigante

El 29 de agosto de 1997 en Estados Unidos, Reed Hastings y Marc Randolph encontraron un posible nicho de mercado que supieron aprovechar. Cansados de pagar las multas impuestas por los videoclubes causadas por los retrasos en los plazos de devolución de las películas de alquiler, buscaron otra alternativa viable.

De esta forma, fundaron Netflix para ofrecer alquiler de películas online sin ninguna sanción por retrasos en la devolución. El sistema era sencillo, les interesades podían alquilar un film y hasta que no lo devolvieran no era posible que alquilaran otro.

En 1999, otras empresas copiaron su modelo y comenzaron  a instalarse como competencia. Así las cosas, Netflix vio la necesidad de diferenciarse del resto para convencer a su audiencia potencial y mantener la fidelidad de sus clientes estables. Por este motivo, apostó por la exclusividad y la diversidad de contenido, ofreciendo acceso a un catálogo compuesto por mil títulos. Este sistema, junto al auge de Internet, supuso el fin de los videoclubs en Estados Unidos.

Sin embargo, no fue hasta 2012 que la empresa atravesó las fronteras para llegar a Europa. Cuando el negocio llegó a extenderse más allá de su país de origen, generó la ocasión perfecta para seguir marcando diferencias con respecto al modelo original: la creación de contenido exclusivo bajo el sello Netflix Originals.

En asociación con el director David Fincher (Se7enFight Club), el servicio de streaming creó su primera serie original House of Cards y produjo un cambio en la forma de consumir televisión. Netflix disfrutó de una década de expansión ininterrumpida al producir contenido original cuyos títulos incluyen The CrownOrange is the New BlackOzarkSquid GameBridgerton; Sex Education y Stranger Things.

Netflix
Netflix disfrutó de una década de expansión ininterrumpida al producir contenido original. Fuente: El Ceo.

Causas de la crisis

Su posición como gigante del streaming se consolidó cuando llegó la pandemia en 2020. Sin embargo, a medida que el mundo regresa a la normalidad, Netflix sufre problemas para atraer nuevas suscripciones y mantener las existentes. Este es un cambio radical para la empresa, que durante años disfrutó de un crecimiento, en apariencia, imparable.

Muchos factores intervienen en la caída de las suscripciones. Según Netflix, esta se debe al desafiante contexto económico, el conflicto entre Rusia y Ucrania, la desaceleración del despliegue de banda ancha en algunos países y la gran cantidad de suscriptores que comparten sus cuentas con hogares que no pagan.

La retirada de la empresa de Rusia tras la invasión a Ucrania supuso la pérdida inmediata de sus 700 mil clientes en la región, pero esta no fue incluida en los informes trimestrales.

Por otra parte, varios estudios retiraron su contenido de Netflix para agregarlo a sus nuevos servicios de streaming. Estas nuevas plataformas fueron instalándose en el mercado y posicionándose como las favoritas de les televidentes. Prime Video; Disney+Apple TVHBO MaxParamount+Star+ Starz+, tienen sus catálogos repletos de producciones sumamente atractivas para las audiencias.

Entre sus rivales, Netflix sigue siendo el servicio de transmisión más popular. Las últimas cifras comparativas del mercado muestran que la empresa posee 220 millones de suscriptores; en comparación con les 200 millones de Amazon Prime; 137,7 millones de  Disney+ y 25 millones de Apple TV.

Además, entre abril y junio de 2022, Netflix perdió casi un millón de clientes, mientras que Disney+ ganó ocho millones de suscriptores en el mismo período de tiempo.

Proyección para revertir las bajas

Al detectar posibles problemas de suscripción, Netflix comenzó a diversificarse el año pasado al agregar videojuegos gratuitos a su servicio de transmisión. También contrató a directores y estrellas de primer nivel para generar contenido que atraiga a nueva clientela.

Sin embargo, esto no ha sido suficiente para impulsar el crecimiento esperado. Como consecuencia, en abril la empresa anunció que tomará medidas enérgicas contra el intercambio de contraseñas de suscriptores; y también creará un servicio menos costoso que incluirá comerciales.

A principios de año, la empresa comenzó a probar la función Agregar Casa” en ChileCosta Rica Perú. La semana pasada anunció que a partir del 22 de agosto, esta función se expandirá a ArgentinaRepública DominicanaEl Salvador y Guatemala. Su objetivo es tener un sistema de pago de cuentas compartidas implementado a nivel mundial para el año próximo.

Netflix
Netflix sigue siendo el servicio de transmisión más popular, aunque las nuevas plataformas van ganando terreno. Crédito: Nota al Pie.

¿Cuánto costará Netflix en Argentina?

En nuestro país, el plan Básico de Netflix sale $429, el Estándar $799 y el Premium $1.199. Todos estos valores no incluyen los impuestos. Debido a la serie de medidas que el Gobierno ha implementado para compensar la falta de dólares, se incluyó la decisión de elevar del 35 al 45% el impuesto a cuenta de Ganancias Bienes Personales para las operaciones en moneda extranjera.

Estos impuestos subieron el precio del “dólar tarjeta”, que afecta no sólo a viajes y compras realizadas en el exterior, sino que también aumenta el valor de las suscripciones a las plataformas de streaming que no tienen sede en Argentina.

Por este motivo, el precio de Netflix se encarece casi en un 75% pasando a costar $765 el plan Básico, $1424 el Estándar y $2.135 el Premium. A estas cifras debe sumarse, desde el 22 de agosto, $219 más impuestos por cada casa con la que el usuarie desee compartir su cuenta.

“Agregar una casa” en Netflix

Según Netflix, “Agregar una casa” tendrá las siguientes características:

  • Una casa por cuenta: todas las cuentas de Netflix, sin importar el plan, incluirán acceso desde una casa en la que podrás seguir disfrutando de Netflix en cualquier dispositivo.
  • Opción paga por casas extras: para usar tu cuenta de Netflix en casas adicionales, podés pagar $219 al mes por casa extra.
  • Les suscriptores del plan Básico pueden agregar una casa extra; les del plan Estándar, hasta dos casas extra; y los del plan Premium, hasta tres casas extra.
  • Viajes incluidos: podés ver Netflix fuera de tu casa en una tablet, una laptop o un dispositivo móvil. Podés ver Netflix en una TV fuera de tu hogar durante dos semanas, siempre y cuando tu cuenta no se haya usado previamente en dicha ubicación. Esto se permite una vez por ubicación, por año.

Tras el anuncio de la empresa a través de su cuenta de Twitter @chenetflix, les usuaries argentines hicieron notar su descontento al viralizar el hashtag #ChauNetflix. A su vez, desde el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), aunque no es una entidad reguladora de servicios de streaming, planifican hacer intervenir a Defensa del Consumidor contra la decisión de cambiar los términos del contrato.

Es probable que a la empresa que supo cambiar las reglas del juego y posicionarse en lo más alto de la industria del entretenimiento, a través de las nuevas medidas implementadas, solo le reste continuar perdiendo clientes.

 

FUENTE: https://www.notaalpie.com.ar/2022/07/27/netflix-anatomia-de-una-crisis/

ESCRITO POR: Analia Yanil Coliva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.