Cambiaron las LED por los focos amarillos de sodio: “El resultado del Alumbrado Público es inferior al que teníamos

La instalación de nuevos postes en el Barrio La Amalia trajo aparejado el reemplazo de las luces blancas por las tradicionales amarillas que, según reclamaron los vecinos, “son más viejas e iluminan menos con la misma potencia”. En el Barrio La Amalia, los vecinos se quejan porque hubo un retroceso en cuanto al servicio de
Alumbrado Público ya que la luminaria LED que había sido instalada hace 10 años atrás fue reemplazada por las tradicionales luces amarillas de sodio, que iluminan mucho menos ante el mismo gasto energético.
El cambio de iluminación se vio a lo largo de la calle Ricardo Rojas, sobre 800 metros de extensión, así como también en otras intersecciones de la zona.
Así lo precisó un vecino que vive precisamente sobre calle Ricardo Rojas desde hace 19 años y se vio particularmente afectado por el cambio desde un comienzo. Se trata de Jorge, quien es ingeniero agrónomo y tiene conocimientos en ingeniería eléctrica, dado a su larga experiencia laboral en empresas
nacionales e internacionales.
El vecino dijo a PRIMERA PLANA que “la calle estaba bien iluminada con luz blanca desde hace diez años, con focos colgantes en el medio de la calle cada 50 metros y el hilo conductor, hasta que apareció esta gente diciendo que eran de ‘Control de gestión’ a colocar nuevos postes”.
El problema fue que “discutimos por la ubicación de un poste o columna que querían poner frente a mi portón de entrada de vehículos. Yo les pedí que lo corran y me decían que no, pero preferí que me dejen sin luz porque si no, no iba a poder entrar ni salir”, explicó. A su vez, el ingeniero aseguró que “Los que daban las directivas eran dos chicos jóvenes de control municipal, que a mi juicio no tenían mucho conocimiento. Te das cuenta cuando hablas con alguien que no maneja obras”.
Por último, llegaron a un acuerdo y “cambiaron de lugar al poste a través de un cambio del trazado del tendido de línea de tensión. Es decir que lo pusieron en la vereda de enfrente”, completó.
Esto ocurrió hace 10 días atrás, en los que los trabajadores comenzaron a realizar las instalaciones de postes que, a descripción del vecino, “están muy bien hechos, son metálicos, y están sobre una línea de la calle que son angostas, cada dos metros”. Pero la esperanza de que esta nueva implementación viniera a reemplazar el antiguo cableado que atravesaba la calle se vio acabada días atrás. “Llegaron por la mañana, operarios que parecían ser de la Cooperativa Eléctrica. Se los notaba mucho más capacitados que los otros empleados, pero las luces que pusieron son las clásicas luminarias de sodio, las luces amarillas que son más viejas e iluminan
menos con la misma potencia”, reclamó Jorge.
“A igualdad de vatios de consumo de energía del foco, la iluminación es menor con estas luces y son más caras”, explicó, y por eso, indicó que “el motivo de la insatisfacción es que, lo que teníamos antes, es mejor que lo que tenemos ahora” “La luminaria es por una cuestión de seguridad. La blanca ilumina perfecto, te da una visión que es como de día y nadie se quejaba de eso. Pero ahora la luminosidad es más opaca, con menos intensidad y, si bien las columnas son mejores, el resultado del alumbrado público es inferior al que teníamos”,
subrayó. Luego de conversar con otros vecinos del Barrio La Amalia, Jorge aseguró que “estamos todos disconformes con esto, porque se puede comparar visiblemente la diferencia de luminosidad entre un foco y el otro”
En sucesivos videos compartidos por el ingeniero se puede apreciar como la luminaria vieja, blanca, es notablemente más potente que la amarilla. “Pedimos que nos cambien los focos amarillos por los focos blancos, porque donde quedaron las luces amarillas solas, es realmente de noche”, remarcó el vecino de La Amalia

 

fuente: http://www.primeraplana.com.ar/cambiaron-las-led-por-los-focos-amarillos-de-sodio-el-resultado-del-alumbrado-publico-es-inferior-al-que-teniamos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.