Día Internacional contra el Cambio Climático

Cada 24 de octubre se celebra el Día Internacional contra el Cambio Climático, con el objetivo de concientizar sobre las acciones humanas sobre el planeta. Es importante mencionar que el cambio climático es el resultado del calentamiento global producido por la acumulación de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera.

Para entender el cambio climático es importante hablar de los GEI. Estos gases lo que hacen es absorber radiación e irradiar parte de ésta hacia la Tierra, por lo cual aumenta la temperatura de la atmósfera. Sin efecto invernadero no sería posible la vida en el planeta, ya que no se regularía correctamente la temperatura. El problema es que por actividad humana, cada vez emitimos más GEI, lo cual hace que la temperatura de equilibrio sea mayor, lo que conduce al calentamiento global.

Una gran causa de este cambio son los residuos que no son correctamente gestionados: contribuyen a la contaminación del agua, el aire y suelo, y también influyen en el cambio climático y en la vida de todos aquellos que habitamos el planeta Tierra. Al degradarse los residuos, liberan diferentes sustancias químicas que generan un efecto negativo en los organismos y ecosistemas y esto contribuye al calentamiento global.

Pero, si por el contrario, ejercemos una correcta gestión de los residuos favoreciendo así la reinserción de materiales a las industrias recicladoras, estamos contribuyendo a la reducción de los GEI y otras emisiones al reemplazar materia prima virgen por materia prima recuperada, a la vez que se favorece el ahorro en consumo de agua y energía para el proceso de fabricación.

Los residuos generan gases efecto invernadero y actualmente contribuyen al 6% de su generación. Los residuos que mayormente emiten gases efecto invernadero son los residuos orgánicos, que emanan sobre todo gas metano a la atmósfera (también algunos óxidos nitrosos y dióxido de carbono, en menor escala). Cuando hablamos de reciclado siempre nos preocupamos por gestionar los plásticos, el cartón, los papeles, pero dejamos de lado la fracción orgánica que es la que más contamina y más enfermedades genera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *