EL INCREMENTO DE CANASTA BÁSICA ALCANZÓ LOS TRES DÍGITOS EN 2022, POR ENCIMA DE LA INFLACIÓN

 

El INDEC publicó en el día de ayer los datos correspondientes a diciembre de la evolución del valor de la canasta básica alimentaria y canasta básica total, umbrales que determinan las líneas de indigencia y pobreza respectivamente. En el caso de la canasta básica alimentaria, el incremento se ubicó en 5% el mes pasado, alcanzando así una variación interanual de 103,8%. Por el lado de la canasta básica total, la misma presentó un incremento mensual de 4,5%, arribando así al 100,3% en 2022. Se destaca que para ambos casos, los guarismos se encontraron por encima de la inflación IPC-INDEC de 94,8% en el año que pasó.
De esta manera una familia tipo compuesta por cuatro personas requirió al finalizar el año ingresos por mes de $ 67.187 para no caer en la indigencia y $ 152.515 para no caer debajo de la línea de pobreza. Recordemos que la canasta básica alimentaria cubre el conjunto de alimentos y bebidas que satisfacen requerimientos nutricionales, reflejando los hábitos de consumo de la población. La canasta básica total agrega a la primera, los bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etc).

AUDITORÍA CIUDADANA DE LIBRES DEL SUR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *