¿Cómo es el primer automóvil pergaminense a impulsión eléctrica?

Se trata de un Volkswagen Escarabajo 1956, de origen alemán y fue presentado ayer en
la muestra de autos clásicos

El Volkswagen Escarabajo modelo 1956, de origen alemán, propiedad de Walter “Pucho” Sáez, fue
presentado ayer, en la exitosa muestra estática de autos clásicos, que tuvo lugar durante casi todo la jornada en la zona de Avenida Alsina y Azcuénaga.
Se trata de un vehículo que fue sometido a una restauración completa y se convirtió a impulsión
eléctrica.

El proceso de transformación incluyó la instalación de un motor alterno trifásico de inducción sin
escobillas de 108V, marca ENPOWER, recomendado para vehículos entre 800 y 1.600 kilogramos.
El motor cuenta con una potencia nominal de 18Kw y una potencia pico de 35Kw, RPM Max de 6.500, corriente de 205A, peso de 56 kilogramos, protección IP66 y un torque máximo de 150Nm.
Además, está equipado con un banco de baterías de litio y hierro con capacidad nominal de 100Ah y un voltaje nominal de 3,2V. El banco de baterías, configurado bajo los estándares requeridos, tiene una vida útil de 10 años.
El vehículo eléctrico tiene una autonomía de 70 kilómetros, con un banco de baterías de 10kw para un vehículo de 1.900 kilogramos. El tiempo de carga depende del cargador disponible, pero se puede esperar recuperar alrededor del 80 por ciento en 2 ó 4 horas. Con cargadores rápidos externos y potencia disponible se puede conseguir una carga completa en 30 minutos. Una vez que las baterías llegan al final de su vida útil pueden ser utilizadas para otros fines, como paneles solares.

 

 

FUENTE: ¿Cómo es el primer automóvil pergaminense a impulsión eléctrica? (primeraplana.com.ar)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *