El Hospital “San José” en la vanguardia del desarrollo del uso del cannabis medicinal

Se entregarán mañana diplomas a los pacientes que asistieron a los distintos talleres que
se brindan en el nosocomio.

En los últimos meses, el Hospital Interzonal General de Agudos “San José” avanzó de manera
significativa en el tratamiento y asesoramiento sobre cannabis terapéutico. La psiquiatra infantil
Florencia Ferrari, especializada en cannabis, lidera un consultorio semanal que no solo atiende a
pacientes de todas las edades, sino que también se convirtió en un espacio pionero para la investigación y formación en el uso medicinal del cannabis.

Uno de los aspectos destacados es el trámite en el Registro del Programa de Cannabis (ReProCan), un proceso necesario para pacientes que buscan utilizar cannabis medicinal dentro de la legalidad.Ese trámite, gestionado a través del Ministerio de Salud y con la ayuda de médicos registrados en el ReProCan, habilita a los pacientes a cultivar y transportar cannabis sin enfrentar conflictos legales.
El consultorio en el “San José” aborda una diversidad de patologías, desde el tratamiento de adultos mayores con dolor crónico hasta el acompañamiento de pacientes pediátricos con diagnóstico de autismo.
En ese plano, Ferrari lideró talleres abiertos a la comunidad y capacitaciones exclusivas para
profesionales de la salud, incluyendo kinesiólogos, odontólogos, médicos y veterinarios.
La iniciativa que tuvo el Hospital fue incluir capacitaciones sobre cannabis en la formación de
residentes, convirtiéndose en el primero a nivel nacional en hacerlo. Estos encuentros interdisciplinarios proporcionaron información valiosa sobre el sistema endocannabinoide y el uso de cannabis medicinal en diversas especialidades. Pero el consultorio no solo se centra en el tratamiento, sino que también asesoría a los pacientes sobre la calidad y seguridad de los aceites de cannabis, destacando la importancia de conocer el proceso de cultivo y producción.
“El consultorio lo que hace es asesorar al paciente para que consiga un aceite de confianza, de calidad, que este analizado y sepa lo que tiene”, indicó Florencia Ferrari.
Aunque legalmente el Hospital no puede proporcionar aceites de cannabis, impulsó talleres de cultivo en colaboración con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la cooperativa origen,brindando a la comunidad la oportunidad de aprender a producir su propia medicina.
“La idea es que los talleres continúen a través del Hospital. El lugar es un motor de participación de este abordaje de salud mas colectivo”, afirmó la medica.
Mañana se le hará entrega de diplomas a los pacientes que asistieron a los talleres durante el año,
cerrando así este novedoso y exitoso ciclo.

FUENTE:PRIMERA PLANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *