La resistencia avanza: masiva concentración de la CGT, CTA y organizaciones sociales en rechazo al DNU

Decenas de miles de trabajadores se hicieron presentes frente a Tribunales en respuesta a las medidas anunciadas la semana pasada por Javier Milei. En tanto, la Justicia vetó el pedido de precautelar hecho por la Central y otorgó al Gobierno tres días para responder al amparo.

Tras anunciarse el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el miércoles pasado, la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) anunció una marcha para este 26 de diciembre a las 11 de la mañana. De este modo, desde temprana horas, se hicieron presentes organizaciones tanto de trabajadores como sociales en la Plaza de Lavalle, ubicada frente a Tribunales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  

Al son de tambores y cánticos en contra del decretazo de Javier Milei hicieron su entrada trabajadores de la aeronáutica, bancarios, y de la construcción. Asimismo, se encuentra presente la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), la Confederación General de la Industria (CGI)Sindicalistas de taxis, entre otros.

La concentración responde al anunció que realizó la CGT ante las medidas dictadas por el Gobierno. La entidad sostiene que el DNU atenta contra las garantías debido a que «pretende legislar arrogándose la suma del poder público»

En ese marco, la Central se congregó con el fin de obtener una sentencia por parte del Poder Judicial que avale la inconstitucionalidad del documento.

La palabra de Libres del Sur

Por otra parte, al reclamo se sumaron organizaciones sociales como Libres Del Sur MST.

Desde Libres del Sur, la dirigente Silvia Saravia declaró que las medidas establecidas por el DNU son graves ya que pretende la privatización de las empresas del estado, el saqueo de los recursos naturales y la habilitación de compra de tierras por parte de extranjeros sin ningún tipo de regulación.

Asimismo, la organización social se plantó en contra de la venta de terrenos que fueron quemados de manera intencional para hacer negocios inmobiliarios y de la flexibilidad en los contratos de trabajo.

«Todo lo que tiene que ver con los derechos laborales va a ser arrasado», afirmó Saravia.

En esta misma línea, agregó: «Nosotros estamos acá para que se bloquee el DNU. Esperamos que a partir de que distintos sectores que se expresaron en contra, la Justicia o el Congreso le ponga un freno a un DNU que no tiene ni necesidad ni urgencia».

FUENTE: Nota al Pie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *