Inflación, tarifazos y desazón social: síntomas del primer mes del gobierno de Milei

En sus primeras semanas de gestión, los precios aumentaron un 25,5% y se confirmaron nuevos incrementos en las tarifas de servicios. Mientras tanto, el FMI aprobó la política económica y avanza con los desembolsos de dinero y deudas para el país.

La inflación de diciembre fue del 25,5%. Como ya advertimos previamente, los aumentos de precios en todas las áreas de la economía se vieron profundizados en este primer mes del gobierno de Javier Milei, y ya se está sintiendo el impacto en el bolsillo de la población.

El gobierno del ex presidente Alberto Fernández, opacado por la figura del ministro de Economía y candidato a presidente Sergio Massa, dejó como herencia una cifra inflacionaria que desde el septiembre pasado no bajaba del 12% mensual.

Salud, Transporte y Alimentos, que aumentaron en un 30%, son los rubros que más presionaron sobre la cifra del IPC (Índice de Precios al Consumidor). Este fenómeno responde directamente a la decisión del Ministerio de Economía, liderado por Luis Caputo, de liberar por completo los precios.

La inflación no encuentra un techo

Parece ser que las medidas de desregulación y ajuste de shock de la gestión de La Libertad Avanza no sólo no va a dar frutos en el corto plazo, sino que agravan una situación económica previamente convulsionada.

Sin embargo, el presidente ratifica una y otra vez que va por el camino correcto. Es más, sostuvo que si el IPC se disparaba al 30% era un “numerazo”, porque considera que su gestión está evitando que se desate una hiperinflación.


Cabe considerar que una parte importante de su programa económico, la Ley Ómnibus, no entró en vigencia. El extenso proyecto está siendo debatido en el Congreso. Tras tres jornadas intensas de análisis y exposiciones por parte de los sectores que son alcanzados por la normativa, el debate se reanudará el próximo lunes.

Mientras el proyecto no sea aprobado, Milei insiste en responsabilizar al Poder Legislativo de la situación económica. “Que quede claro que son ellos los responsables, porque yo hice lo que tenía que hacer, mandé el programa de ajuste y ahora esperamos la respuesta de la política”, declaró.

En esta línea, el vocero presidencial, Manuel Adorni, realizó una conferencia de prensa horas antes de que se conozca el IPC del INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos). Allí advirtió que “se vienen meses muy complejos” con respecto a la inflación.

Por otro lado, coincidió con el mandatario en que el Poder Ejecutivo está realizando sus máximos esfuerzos y que, en todo caso, “cada punto de inflación es responsabilidad del gobierno anterior”.

Según el diagnóstico de Adorni, el panorama económico actual se debe al programa de recomposición de ingresos de Massa, denominado peyorativamente “Plan Platita” que significó una “emisión brutal de pesos”. Aunque también declara que había un “atraso tarifario” en medicina, combustible y educación privada debido a los controles de precios; por lo que en parte termina justificando los aumentos desmedidos.

Inflación
Para el vocero presidencial, la inflación se explica porque el “esquema nefasto de controles de precios” del gobierno anterior generó “un atraso tarifario evidente”. Crédito: Télam.

En este sentido, también se están terminando de definir los aumentos de las tarifas de servicios. En el caso del gas, dichos aumentos se deben al reclamo de las distribuidoras y transportadoras, que exigen que la actualización de las tarifas sea mensual y de acuerdo a la inflación mayorista.

En este escenario, sumado a la quita de subsidios sobre la que avanza la Secretaria de Energía; los sectores de ingresos altos sufrirían aumentos de 117%, los sectores medios del 180% y los de ingresos bajos en un 134%.

El gobierno logra el apoyo del FMI

Una de las preocupaciones del equipo económico de Milei desde su asunción es la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sobre todo, buscaban desesperadamente lograr el visto bueno del organismo para que acceda a desembolsar los recursos pautados y así evitar el default de la deuda.

Esta semana, el FMI informó que llegó a un entendimiento con el gobierno, en el marco de la séptima revisión del Programa de Facilidades Extendidas y que avanzarán en el desembolso de 4700 millones de dólares, que servirán para pagar los vencimientos correspondientes a diciembre y enero.

A raíz a las decisiones de la gestión anterior, que incumplió las metas del acuerdo para ejecutar políticas sociales, el FMI miraba con recelo a la Argentina. Por esta razón, el ministro Caputo buscaba demostrar que el gobierno actual está comprometido con el ajuste fiscal.

Inflación
El ministro de Economía, Luis Caputo, y el titular del Banco Central, Santiago Bausili; celebraron que “previa aprobación del Directorio Ejecutivo, la Argentina tendrá acceso a DEG 3.500 millones”. Crédito: Ministerio de Economía.

En respuesta, luego de que una comitiva del Fondo visitó el país para reunirse con Caputo, el organismo comunicó que “el presidente Javier Milei y su equipo económico actuaron de manera rápida y decisiva” y que demuestra “total determinación para llevar el programa actual de vuelta al rumbo correcto”. “El Fondo está cómodo con las medidas que hemos tomado”, resumió el titular del Banco Central (BCRA), Santiago Bausili.

Repercusiones de la oposición

Parece ser que las medidas de desregulación y ajuste de shock de la gestión de La Libertad Avanza no sólo no va a dar frutos en el corto plazo, sino que agravan una situación económica previamente convulsionada.

En respuesta a la nueva cifra de inflación de diciembre, el dirigente nacional de Libres del SurHumberto Tumini, denunció que “el presidente festejó diciendo “es un numerazo. Solo un gran insensible puede decir esa infamia con la mitad de sus compatriotas en la pobreza”.

Por su parte, la principal dirigente de la oposición en el Congreso, Cecilia Moreau, sostuvo que “La libertad es en realidad la ley de la selva: devaluación del 120%, aumento de impuestos, desregulación de las relaciones económicas y sociales, multiplicación de la inflación. El primer gobierno de Milei pulveriza a los sectores populares, a los laburantes y a la clase media”.

Sin embargo, y pese a estos reclamos, el presidente ratifica una y otra vez que va por el camino correcto. Además, en un acto de demagogia sin filtro, sostuvo que si el IPC se disparaba al 30% era un “numerazo”, ya que considera que su gestión está evitando que se desate una hiperinflación.

FUENTE: NOTA AL PIE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *