Uno a uno, los detalles del paro y la movilización al Congreso

La CGT y las dos CTA definen los últimos detalles para la movilización del 24 de enero. Logística, seguridad y organización. Habrá una única columna que ingresará desde Avenida de Mayo a la Plaza del Congreso. Acto a las 15.

Mientras se pulen los detalles finales entre las centrales sindicales para el paro nacional y la movilización al Congreso del 24E en rechazo del mega DNU y la ley ómnibus, ya hay algunas definiciones para sobre la organización. En la cumbre del miércoles pasado realizada en la sede cegetista de Azopardo, la CGT y las dos CTA de los Trabajadores y Autónoma resolvieron que los gremios, los movimientos sociales y las múltiples organizaciones de todos los ámbitos que adhieren a la convocatoria armen una sola columna sobre Avenida de Mayo para marchar desde ahí juntos hacia el Congreso donde entre las 15 y 16 horas se realizará el acto central, y cuya masividad –estiman— será tan contundente que dará por tierra con las amenazas del Gobierno Nacional que busca implementar el “protocolo antipiquetes” contra los manifestantes.

También se resolvió allí, que los sindicatos del transporte adhieran al paro a partir de las 19 horas, para facilitar la movilidad de quienes concurran a la marcha. Ayer el PJ de la Provincia de Buenos Aires, presidido por Máximo Kirchner, ratificó la convocatoria para el paro y movilización, también habrá gran participación de columnas de la juventud radical, según supo este diario, y de los trabajadores del partido centenario nucleados en la Organización de Trabajadores Radicales (OTR). Se sumará la izquierda que mañana lunes mantendrá una reunión con la CGT y las CTAs y luego del paro convocará a un cacerolazo nacional. La protesta tendrá, además, replicas en las provincias y principales ciudades del país y a la Ciudad de Buenos Aires se sumará el secretario general de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas, Rafael Freire Neto, que viene especialmente a la movilización porque habrá actos frente a las embajadas argentinas en más de 20 países de Latinoamérica y Europa, según confirmaron a Página12 desde la CTA.

No se mueve

“El paro es inamovible”, dijo el triúnviro cegetista Héctor Daer. “Hay una agresión colectiva muy grande contra distintos sectores de la sociedad y en particular contra los trabajadores y el 90 por ciento de la sociedad productiva argentina», añadió . «Para que no haya paro –lanzó–, tienen que retirar el DNU, la Ley Ómnibus y establecer un debate serio sobre cada punto. Reconocer interlocución en la CGT, las cámaras empresariales, escuchar a los científicos, deportistas». Esta convocatoria, agregó, «es muy amplia en diversos sectores de la sociedad: el 24 no va a ser la CGT, van a ser los científicos, las Pymes, los deportes, los artistas». El objetivo será «decirle al Parlamento, no le den la espalda al pueblo». Y advirtió: «Los dialoguistas no van a poder caminar por la calle si se cierra el Banco Central», la “oposición debe reconfigurarse para ser un poco más amplia». Sobre la masividad de la protesta y los sectores que confluirán, Daer agregó: «Se van a sorprender por la cantidad de radicales que van a venir, además, es amplia a nivel político: va a haber peronistas, sectores de la izquierda», enumeró al insistir en que la protesta se basa en que «ningún ítem del DNU o la Ley es beneficioso para los trabajadores».

De hecho, las distintas centrales obreras no escatimaron esfuerzos en coordinar la movilización con todos los colectivos afectados por el DNU y la ley ómnibus impulsada por el presidente Javier Milei que pretende desregular toda la economía, eliminar derechos y desguazar y privatizar todas las empresas y recursos del Estado. La CGT y ambas CTAs se vienen reuniendo con organizaciones sociales, de derechos humanos, jubilados, inquilinos, distintas asociaciones de la cultura y científicos, empresarios pymes y de las economías regionales, entre muchas otras, para expresar su rechazo común, tras la mega devaluación, la escalada de precios y las tarifas de los servicios públicos que licuan los escasos recursos de todos los sectores sociales.

Columna única

La propuesta que fijaron las centrales sindicales es que las distintas columnas que confluyan en la Avenida de Mayo para marchar al Congreso lo harán así con un doble objetivo. Por un lado, para unificar el reclamo de todos los sectores perjudicados por las medidas del Gobierno y exponer la masividad de la convocatoria, que según estiman será la más multitudinaria de las últimas décadas.

Por el otro, la misma masividad echará por tierra las amenazas de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien aseguró que “hay que dar una pelea de vida o muerte” frente al paro del 24E y que “se van a encontrar con un gobierno que no va a ceder tan fácil”, afirmó dispuesta a aplicar el protocolo antipiquetes. En ese contexto, las centrales sindicales sostienen la necesidad de concentrar en un solo lugar para evitar que haya grupos de manifestantes que se expongan a algún intento de imponer el sesgo represivo del protocolo con el que la ministra y el Gobierno buscan restarle fuerzas a la protesta. Además de otras amenazas, como la de descontarle el día a los trabajadores estatales que adhieran al paro.

Distintos sectores sindicales, sociales y políticos ya le advirtieron a Bullrich que las amenazas no tendrán efecto. Mario “Paco” Manrique, diputado y dirigente del Smata fue uno de los que adelantó que la movilización será tan masiva que “no van a alcanzar las veredas” para que la gente marche. “Naturalmente lo van a hacer por las calles”, aclaró y agregó que no se trata de una amenaza sino una percepción sobre la magnitud que tendrá la convocatoria. El marítimo Juan Carlos Schmid se había expresado ya en esa misma línea. “La aplicación del protocolo será imposible”, sostuvo la semana pasada. “No se trata de una bravuconada mía ni del movimiento obrero. Pretender aplicar el ‘Protocolo Antipiquetes’ desde el Ministerio de Seguridad ese día es impracticable, imposible. 500 mil o más personas no pueden marchar por la vereda. Es así de simple. Espero que la ministra Bullrich lo entienda de una vez, porque además se trata de ejercer el legítimo derecho constitucional a manifestarse”.

Mañana lunes se realizará una nueva reunión a las 14 para definir los detalles de seguridad. Hasta aquí, los gremios consiguieron además un revés para los operativos de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. El Juzgado 20 de primera instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario dio lugar a una medida cautelar presentada por ATE que exigió que los efectivos policiales afectados al operativo de seguridad de ese día deberán llevar una identificación.

En el corazón del cónclave de Azopardo, la esperanza es que el Congreso rechace el DNU. Algo menos probable es conseguir el rechazo de la totalidad de la Ley Ómnibus, aunque trabajan en ese sentido uno a uno con los legisladores.

La izquierda

En tanto, la izquierda reunió a más de 200 dirigentes y referentes de organizaciones sindicales, sociales, piqueteras, culturales y asambleas vecinales con ambientalistas, jubilados, de mujeres y estudiantiles en la sede de Ademys para llamar a garantizar el paro del 24 y una “gran movilizacion” a la Plaza del Congreso. Participarán bajo la consigna «Plan de lucha hasta derrotar el ajustazo de Milei y el FMI», el DNU, la ley Ómnibus y el Protocolo represivo y se sumarán el miércoles en una columna independiente con una cabecera común. Mañana lunes una delegación de las organizaciones tendrán una reunión con la CGT y las CTA, luego se reunirán con el resto para definir lugar de la convocatoria y el resto de los detalles que serán informados el martes a las 13.30 en una conferencia de prensa en la Plaza del Congreso.

FUENTE: PAGINA 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *