ZÁRATE: Se continúa investigando en los dos casos de homicidios

La Fiscalía Descentralizada Nro. 7 a cargo del Dr. Alberto Gutiérres prosigue con la investigación de los casos de homicidios que tuvieron gran repercusión en este mes de enero en Lima y Zárate.
En conversaciones con el Fiscal Gutiérres señaló que en el caso del doble homicidio en una granja avícola de Lima, situada en barrio Irene, habría una pista para dar con otro de los asaltantes que asesinaron a padre e hijo en un robo. En el caso, hay un detenido un joven de 22 años ex empleado de la empresa, que se negó a declarar.
Ahora continuando con la investigación y análisis de testimonios podría haber nuevas detenciones, desde la fiscalía se trabaja con la jueza de Garantías Nro 1 Dra. Graciela Cione para determinar las posibilidades de ordenar esas detenciones.
Teodoro Miguel Martínez, de 59 años, y su hijo Juan Antonio, de 29, fueron asesinados a balazos luego de enfrentarse con al menos dos delincuentes que asaltaron una granja de Lima.
El violento episodio ocurrió el 15 de enero alrededor de las 2.30 de la madrugada en el criadero de gallinas de la empresa avícola Prosavic con intenciones de robar en las cuatro casas que integran el complejo.
En una de las viviendas tomaron de rehén a Juan Antonio Martínez, el padre del joven se resistió al asalto armado con una carabina calibre 22. Los ladrones respondieron. En el tiroteo entre el mayor de los Martínez y los delincuentes, el padre e hijo resultaron gravemente heridos. Tras la huida de los encapuchados, la esposa de Teodoro Martínez logró llamar al 911 para pedir asistencia policial y una ambulancia. Al llegar al lugar, los médicos constataron que tanto el padre e hijo habían muerto como consecuencia de las heridas sufridas durante la balacera, detallaron las fuentes consultadas.

El homicidio en La Ilusión

El segundo caso de homicidio ocurrió en el barrio La Ilusión, donde en una vivienda ubicada en calle Estrada y calle 24, la Policía halló en su interior, el cuerpo sin vida de su morador quien presentaba varios puntazos en el abdomen que habrían provocado la muerte.
Se trataría de un crimen cometido por lo menos 48 horas antes del hallazgo del cuerpo, que fue identificado como Ramón López de 55 años.
También indicó la fuente judicial, que quien ingresó a la casa debió ser un conocido ya que la puerta no estaba forzada sino abierta, y también agregó que hubo algunos objetos faltantes como un Televisor Led chico.
La investigación se vuelve a encontrar con dificultades, señaló el fiscal Gutiérres ya que no existen cámaras que podrían haber grabado el ingreso de alguna persona, ni tampoco testigos que hubiesen visto entrar a alguien a la casa. Se realizó un allanamiento de urgencia pero con resultados negativos.

FUENTE: LAVOZDEZARATE.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *