Provincias: peligran clases por indefinición en paritaria nacional docente

La cuenta regresiva para el inicio de las clases avanza pero antes que los delantales y uniformes vuelvan a las aulas, el Gobierno nacional debería convocar a la Paritaria Nacional Docente, en duda, por ahora, que establece un piso salarial para todo el país. Las negociaciones por la suba de los haberes ya comenzaron en las provincias, con algunas fricciones, mientras la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) emitió un documento que, entre los pedidos, le reclama al Ministerio de Educación de la Nación la urgente convocatoria a la paritaria.

Desde Jujuy, Mercedes Sosa, secretaria general del combativo Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CEDEMS), en diálogo con Ámbito, informó que el próximo lunes 19 arrancará la paritaria en esa provincia con todos los gremios de la docencia. «Este miércoles tuvimos una asamblea extraordinaria, en la que elaboramos un petitorio cuyo primer pedido es que ningún maestro o profesor gane menos de $500.000, que es el costo de la canasta básica, y que se ajuste con una cláusula gatillo. Es decir, que aumente de manera automática, según la inflación», indicó. El CEDEMS también solicitó que cumpla, en su totalidad, con el último acuerdo paritario del año pasado y que se normalice el envío de partidas para almuerzos, desayunos y meriendas en los comedores escolares.

En Tucumán, el mayoritario gremio docente ATEP, comunicó a la secretaría de Trabajo local que la semana próxima realizará un paro de tres días, de miércoles a viernes, por «la pérdida del poder adquisitivo del salario docente». Destacó la presentación que el costo de traslado, sea en transporte público o vehículo propio -por el aumento del combustible- es uno de los costos que más incide en el regreso a las aulas, por lo que el regreso «es angustiante», señala el documento presentado por Hugo Brito, el secretario general.

La semana, el Ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, recibió a los referentes del Frente Gremial Docente -que integran ATEP, la Agremiación del Personal de Enseñanza Media y Superior (Apemys), la Unión Docentes Tucumanos (UDT), y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET)-, pero fue un diálogo informal, sin el carácter de una negociación. Allí se informó a la dirigencia que el lunes 19 comenzaría la paritaria. Frente a ello, ATEP y los otros gremios interpusieron pedidos para que se anticipe y ante la falta de respuestas, el frente gremial convocó al paro de la semana que viene. «Estamos viviendo desde hace seis meses con el mismo sueldo y con una inflación sin precedentes», dijo Brito. Los estatales tucumanos percibieron en enero un bono de $ 40.000, similar al acordado para los últimos tres meses del año pasado.

En Córdoba fracasó el primero intento del gobierno provincial de acordar un incremento salarial de los docentes. La semana pasada, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) desestimó el ofrecimiento al sostener: «La Provincia ratificó -en la mesa de diálogo- que no cumplirá el acta acuerdo salarial 2023 e informó que pretende aplicar un aumento del 14.6% para enero y un porcentaje equivalente al 50%, respecto del mes anterior del índice que publica el IPC Córdoba para febrero y marzo, que podrá ser distribuido conforme particularidades del escalafón docente», señaló un documento firmado por Roberto Cristalli, secretario general. «Desde UEPC rechazamos dicho ofrecimiento y exigimos que se cumpla el acta acuerdo salarial 2023 en todos sus términos, es decir, con la actualización automática por inflación», agregó. El gremio decidió que jueves y viernes de la semana próxima, 15 y 16, se realizarán reuniones de delegados y asambleas en escuelas, en las que se acordará un plan de lucha ante el fracaso, en el arranque, de la negociación salarial.

Santa Fe también presenta un escenario con fricciones. Hasta el momento hubo tres rondas de diálogo entre el gobierno y la Asociación del Magisterio de Santa Fe (AMSAFE) y los dirigentes de las representaciones locales de AMEP, SADOP y UDA. Tras el último encuentro, la dirigencia expresó su malestar por el incumplimiento del aumento de un 36,4% acordado el año pasado, por lo que habría medidas de fuerza en los próximos días si persiste esa situación. «Los funcionarios nos informaron que se pagará un 14% y aunque acordamos continuar con las discusiones en las mesas técnicas, hicimos la denuncia de incumplimiento», sostuvo Rodrigo Alonso, referente de AMSAFE. «Nuestra expectativa es clara. Llegar a finales de febrero con una propuesta que en primer lugar, dé cuenta de las necesidades de los docentes», agregó. Todavía no hay fecha para una nueva reunión.

Reclamo nacional

Ante la ausencia de definiciones sobre la convocatoria a la Paritaria Nacional Docente, que estipula la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, y el adjunto, Roberto Baradel, solicitaron al Gobierno nacional que cite de manera urgente a la mesa paritaria, en la que también se deciden aspectos pedagógicos. Además, urgió al Poder Ejecutivo a que gire de manera inmediata a todas las provincias las partidas del Fondo Nacional de Incentivo Docente, el Fondo Compensador de Desigualdades Salariales y para los comedores escolares. Hasta el momento, no hubo respuesta desde el Ministerio de Educación, señaló a Ámbito una dirigente que integra la mesa chica de la central.

En ese contexto, el Gobierno de la Provincia de Buenos anunció que implementará desde marzo un aumento de las prestaciones comprendidas en los programas de Servicio Alimentario Escolar (SAE) y Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria (MESA). Además, incrementará la inversión mensual de los principales programas alimentarios del Estado provincial, de $27.092 millones a $ 52.564 millones, lo que implica un aumento del 94%. El gobierno de Axel Kicillof también señaló que pagó la totalidad de los sueldos de los docentes pese a los «retrasos» de transferencias nacionales, vía Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), Conectividad y Material Didáctico, para que la docencia «no pierda poder adquisitivo salarial». «De persistir esta situación, la Provincia no podrá hacerse cargo de estos componentes salariales que son exclusiva responsabilidad y obligación del Gobierno nacional, y que, en el caso de un Maestro de Grado, llegan a explicar cerca del 10% del salario», se señaló.

FUENTE: Ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *