Menstruar: un derecho para todes

El 27 de julio el Concejo Deliberante de Salta sancionó una ordenanza que crea el Programa Municipal de Gestión Menstrual. Su objetivo es proveer de manera gratuita productos de higiene menstrual a personas menstruantes en situación de vulnerabilidad socioeconómica que residen en esa ciudad. También garantizar la promoción de la salud menstrual.

La impulsora del proyecto fue Malvina Gareca. Ella es concejal por la localidad de Salta y coordinadora de la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) de la provincia homónima.

En diálogo con Nota al Pie contó cuál es la situación de las quienes menstrúan en los barrios vulnerables salteños. “Hay familias que tienen hasta 7 personas menstruantes. Esto implica un gran costo para ellas, muchas veces dejan de ir a estudiar o se turnan para ver quienes van a comprar los productos ese mes”.

Por eso, su necesidad de garantizar la gestión menstrual como un derecho.

Malvina Gareca es la impulsora del proyecto de gestión menstrual en la ciudad de Salta. Créditos: cuenta de Twitter de la entrevistada. 

¿Cuánto cuesta menstruar?

Malvina Gareca comentó que la idea del proyecto surgió a partir del trabajo que realizan junto a Mumalá desde 2018 en Salta. “Revelamos el costo de menstruar y vimos cómo se incrementó la canasta básica de productos de gestión menstrual”.

La misma contempla toallitas, tampones, protectores diarios y analgésicos. Un informe que publicó Mumalá el pasado mes de julio mostró cómo creció el precio de esos elementos en el último año.

Según el relevamiento, el promedio de unidades que utiliza la persona menstruante durante un su período es de 5 tampones o toallitas por día. Eso significa 25 por mes, 300 por año y 12000 a lo largo de la vida. Se considera que una persona menstrua durante 40 años.

Con esos números en mente, la canasta básica de elementos de primera necesidad está compuesta por tres paquetes de 8 unidades de toallitas femeninas. También 20 unidades de protectores diarios, 8 tampones y dos unidades de Ibuprofeno. En julio de 2022, conseguir esos elementos costó 829,17 pesos , según relevó Mumalá.

Pero en el mismo mes del 2021, la misma canasta básica de elementos de higiene menstrual costó 490,62 pesos. Este aumento de casi el doble del valor, hace que (con los precios actuales) una persona gaste $9950 para adquirir esos productos.

La situación empeora al observar lo que sucede en los barrios vulnerables. Según el Observatorio La Poderosa, 6 de cada 10 mujeres que viven en las zonas con peores condiciones socioeconómicas dejan de comprar productos de gestión menstrual para comprar alimentos.

“Pudimos ver que la inflación tuvo un gran impacto en el bolsillo de las personas menstruantes, por lo cual nos parecía un proyecto muy importante para poner en marcha”, reflexionó Gareca.

La falta de acceso a productos de higiene menstrual aumenta la brecha social y de género, provoca deserción escolar, ausentismo e infecciones. Créditos: Etcetera. 

Gestión Menstrual: un proyecto de inclusión 

“El proyecto implica la creación de un programa de gestión menstrual municipal, en el cual se puedan proveer de estos productos a personas que están en situación de vulnerabilidad socioeconómica”, explicó Malvina Greca. “También brindar capacitaciones e información sobre todo lo que tiene que ver con la menstruación en relación a la salud, educación, medioambiente y a la cuestión económica”.

La concejal observó que en las personas menstruantes en Salta existe todavía un gran desconocimiento acerca de muchas problemáticas que tienen que ver con la menstruación. “En este sentido hace falta que dentro de la Educación Sexual Integral podamos contar con la educación menstrual”.

La falta de acceso a productos de higiene menstrual hace que muchas personas tengan barreras al momento de acceder a otros derechos, como la educación. Durante el tratamiento del proyecto en el Concejo Deliberante, Gareca sostuvo que esos elementos “son de primera necesidad y existen barreras socioeconómicas que impiden que muchas veces se pueda llevar este proceso natural de manera digna”.

En este marco, afirmó que “no solo se puede proveer artículos descartables sino también ecológicos, como las copas menstruales o toallas de tela”.

Si bien el Concejo salteño ya aprobó la ordenanza, ahora es el municipio de la ciudad  quien debe reglamentarla. “Se prevé la posibilidad de que pueda firmar convenios con instituciones que ayuden con la implementación del programa”, explicó Malvina Gareca a Nota al Pie.

“En paralelo, como Mumalá presentamos un programa mucho más amplio en la Legislatura”, concluyó la concejal. “Ya que entendemos que es necesaria la articulación de los municipios con la provincia y nación”. Llegó el tiempo en donde cayó el tabú en torno a la menstruación, para convertirse en un derecho al que todes puedan acceder.

FUENTE: https://www.notaalpie.com.ar/2022/08/08/menstruar-un-derecho-para-todes/

ESCRITO POR: Romina Toledo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.