Una iniciativa contaminada

Son miles de personas intentando frenar una obra que es absolutamente perjudicial para el barrio. Se unieron a la lucha en defensa del Parque, la mayor parte de las organizaciones sociales, culturales, las agrupaciones políticas.

El Banco Mundial admite el rechazo del proyecto zanja en el Parque Saavedra.

Vecinxs y organizaciones barriales fueron protagonistas de un gran paso dado en relación al proyecto de obra del Gobierno de la Ciudad de Buenos en el Parque Saavedra. Luego de enviar una carta al Banco Mundial (BM) que fundamenta los impactos sociales y ambientales de la obra, la entidad respondió que admite el reclamo y que se procederá con la búsqueda de una solución.

***

En septiembre del año pasado se difundió por medios de comunicación alternativos que se estaba proyectando un nuevo destino para el Parque Saavedra: una zanja que lo cruzaba de lado a lado. Las comunicaciones oficiales hablaban de un “arroyo a cielo abierto”. Vecinxs, organizaciones sociales y culturales se organizaron para adentrarse en el origen de una obra que pretendía transformar estructuralmente el espacio verde más importante que tiene Saavedra, en favor de un beneficio paisajístico e inmobiliario.

Así fue que se comenzaron a armar las primeras asambleas informativas, para concientizar a la comunidad de que la obra  no se trataba de ningún arroyo a cielo abierto, sino de una zanja que iba a quitar más de 5.000 metros cuadrados de espacio verde con aguas contaminadas, alcanzando un impacto negativo en la calidad de vida de toda la comunidad barrial.

El Banco Mundial señala el discurso distorsionado y engañoso con el que se comunica a la sociedad. Crédito: saavedraonline.com.ar.

Representantes del Gobierno de la Ciudad argumentaban que se trataba de una iniciativa para aliviar los posibles desbordes del Arroyo Medrano, intentaron tocar la fibra que saben sensible dada la trágica inundación del 2 de abril del 2013, pero el análisis de expertos permitió comprobar  que de ninguna manera era necesaria la intervención del Parque Saavedra para aliviar las inundaciones. Es más, se avanzó en el análisis de la situación y resultó que existe una obra frenada en el Parque Sarmiento, llamada Reservorio 2, la cual es la más indicada para reducir el riesgo de desborde del arroyo que circula entubado por debajo de Saavedra.

Cada vez se fueron sumando más y más vecinxs, se juntaron firmas, se hicieron festivales, se colgaron carteles de cientos de hogares, hoy son miles de personas intentando frenar una obra que es absolutamente perjudicial para el barrio. Se unieron a la lucha en defensa del Parque, la mayor parte de las organizaciones sociales, culturales, las agrupaciones políticas, los medios de comunicación zonales, y sucedieron dos hitos históricos: la Junta Comunal votó en contra de la obra, y una audiencia pública arrasó con las manifestaciones de vecinxs que rechazaron el proyecto zanja en el Parque Saavedra.

La iniciativa de intervención estructural en uno de los pulmones más importantes de la ciudad, continúa siendo cuestionada y rechazada por la comunidad dado que se ha fundamentado que se trata de una obra irracional, con impactos negativos, ambientales y sociales y desproporcionados costos económicos.

La manifestación del rechazo del proyecto fue elevada al Banco Mundial, organización que financia la iniciativa, quien solicitó que se fundamenten detalles de los perjuicios que la obra traería a nivel social y ambiental. Durante varios días, vecinos y organizaciones estuvieron trabajando para responder el pedido del BM, y así fue que el miércoles 3 de agosto se envió un documento sustentado en argumentos de base científica.

Entre varios de los fundamentos que respaldan el rechazo de la obra uno de los más importantes es el que se relaciona con la necesidad imperiosa de obras para mitigar inundaciones y para el saneamiento del arroyo Medrano. El proyecto en cuestión no implica una solución para las inundaciones, y menos aún se relaciona con la regeneración del Medrano. Se trata de un arroyo artificial con fines meramente paisajísticos.

Entre los argumentos dados al BM se señala el discurso distorsionado y engañoso con el que se está comunicando a la sociedad, dado que lo que se dice no se corresponde con lo que se haría.

El viernes 5 de agosto el BM envió respuesta a la carta presentada indicando que: “Ha encontrado admisible su reclamo al Proyecto de apoyo a la gestión de riesgo de las inundaciones en la Ciudad de Buenos Aires”.
Saavedra le dice No a la zanja, Sí al reservorio 2 en Parque Sarmiento. La lucha continúa, pero la notificación del Banco Mundial es un hito en el árbol de logros de un barrio querido y defendido por sus vecinxs.

fuente: https://www.notaalpie.com.ar/2022/08/17/una-iniciativa-contaminada/

escrito por: Soledad González Aleman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.