Agrotóxicos en La Matanza: vecines exigen frenar con fumigaciones peligrosas para la salud

La Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato sigue llevando adelante medidas de fuerza para lograr que paren de fumigar con herbicidas que afectan la calidad de vida de la comunidad.

 Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato
La Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato de La Matanza prepara una nueva reunión para continuar con el reclamo para frenar las fumigaciones que contaminan a la comunidad. Crédito: Agencia Tierra Viva.

Días atrás, una movilización de la Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato de La Matanza hizo ruido en la zona. Miles de personas salieron a la calle para exigir que paren las fumigaciones con glifosato. Entre los reclamos, resaltan la urgencia del acceso al agua potable, asistencia sanitaria y una ordenanza que regule la actividad de fumigar con agrotóxicos. Ahora, preparan una nueva asamblea para el próximo 25, con motivo de gestionar nuevas estrategias para hacer llegar su reclamo al Estado.

Según una investigación de la Universidad de La Plata, el glifosato es un “herbicida con potencial carcinogénico”. La contaminación que causan estas fumigaciones no solo tienen un impacto ambiental negativo, también afectan la salud de las personas que viven en contacto con estos pesticidas. Por esta razón, comenzaron las reiteradas denuncias de les vecines y conformaron una asamblea para llevar adelante el reclamo colectivo.

Los barrios involucrados son Barrio Nicole; El Triunfo; Bicentenario; La Fortaleza; El Trébol Oro Verde; 10 de Agosto, entre otros. Desde diferentes zonas comenzaron a relacionar los problemas de salud, que parecían no tener un diagnóstico preciso: irritación en piel; sangrado en la nariz; náuseas; dolor de cabeza y estómago; ardor en los ojos y la garganta.

Existen tres campos. Uno de ellos, de 300 hectáreas (al sur del Arroyo Morales), abarca los barrios de los kilómetros 35, 36 y 37 de la RN3. Pero, alrededor de estos, se encuentran viviendas, escuelas y hasta un jardín de infantes. A tan solo nueve cuadras del campo sojero de Areco y Camargo (Virrey del Pino), está la Escuela Técnica 13; el Jardín de Infantes 1.000 y la Primaria 210. Estas tres sufren las consecuencias del tratamiento de la tierra.

 Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato
Erika Gebel es la referente de la Asamblea de Vecinos Enevenados por Glifosato de La Matanza. Luego de unos análisis médicos, se detectó que ella y su familia tenían glifosato en su organismo. Crédito: De Ramos Digital.

Acumar y el caso de Erika Gebel

Tras meses de movilizaciones y redes de apoyo con asociaciones socioambientales y agrupaciones de diferente índole, el pasado 10 de agosto, técnicos de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo(ACUMAR) visitaron la zona afectada por la fumigación. En la jornada, tomaron muestras de agua de los barrios afectados. Mientras tanto, siguen a la espera de una respuesta concreta.

El caso de Erika Gebel, referente de la Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato en La Matanza, ejemplifica las consecuencias que sufren les vecines. Ella y su familia tienen glifosato en su organismo. Luego de realizar diferentes estudios en el Hospital Ricardo Gutiérrez, los resultados se analizaron en el Laboratorio Farestaie de Mar del Plata.

Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato
Los barrios involucrados son Barrio Nicole, El Triunfo, Bicentenario, La Fortaleza, El Trébol Oro Verde, 10 de Agosto, entre otros. Crédito: Asamblea de Vecinos Envenados por Glifosato de La Matanza.

Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato y las consecuencias irreversibles en la salud

A raíz de la contaminación con agrotóxicos, las consultas en los centros de salud de la zona son persistentes. Las familias no tienen consuelo cuando el diagnóstico de sus hijes no tiene tratamiento. El impacto ambiental atenta contra el derecho a la salud de les vecines que buscan una solución y exigen una respuesta inmediata por el peligro que representa para sus vidas.

Aunque ya son varias las denuncias realizadas, no hay una respuesta concreta para alentar a las familias que allí viven. Vivir frente a un campo se volvió una pesadilla a raíz de las fumigaciones. El pasado 18 de agosto, la movilización convocó a gran cantidad de gente que se solidarizó con el reclamo. Es así que, el próximo 27 de agosto, se llevará a cabo una nueva asamblea en la Escuela Primaria 210 de Barrio Nicole. Allí decidirán sobre nuevas acciones para continuar con la lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.