Cajas de alimentos en escuelas: “Viene cada vez menos, una miseria”

Tras el comienzo del cronograma de entrega, hubo quejas de familias que recibieron el módulo alimentario que destina provincia a familias que lo necesitan. «¿Se lo comió la inflación?», se preguntaron. El mes que viene habrá un incremento de alrededor del 30 por ciento del monto, que pasará de 2000 a poco más de 2700 pesos.

Esta semana comenzó la distribución de las cajas del módulo alimentario que el Gobierno provincial destina a familias con chicos y chicas en edad escolar para los niveles inicial, primario y secundario.Tras los primeros días de la entrega correspondiente a este mes, La Opinión recibió diversos reclamos coincidentes en relación a la poca cantidad de productos que esta vez llegaron en las cajas.

En los reportes que recibió este medio aparecen una caja de leche, un paquete de harina, una botella de aceite, un paquete de fideos mostacholes y otro de tallarines, un paquete de lentejas, una lata de tomas peritas, una de arvejas una de garbanzos, un paquete de medio kilo de arroz, y una lata de porotos.

“La verdad, es una vergüenza la mercadería que dan. Cada ves menos. Sacaron la mitad de las cosas. ¿No era que iban a reforzar la caja?”, e preguntó una mamá.

“¿Qué pasó, se la comió la inflación?”, se preguntó otra mujer con chicos en edad escolar. “Cada vez menos, ni azúcar vino; sí garbanzos, ¿quién come garbanzos?”, planteó otra.

Este martes en Radio Cuarentena, la mamá de tres chicos que reciben la caja alimentaria en el colegio consideró “una miseria” lo que llegó en la última entrega.

El Consejo Escolar local confirmó que para el mes que viene habrá un incremento de alrededor del 30 por ciento, que llevará la inversión actual de 2000 pesos por estudiante a más de 2700 para la compra de alimentos que se entregan a las familias que lo requieran en las instituciones educativas.

“Es una vergüenza lo que están dando ahora, ni té vino. A lo primero daban papas, cebollas, puré de tomate, y ahora dan un fideo, qué haces con un fideo”, se quejó.

Sus tres hijos desayunan y almuerzan en la escuela, pero merienda y cena la preparan en casa. La Asignación Universal por Hijo y las changas que pueda hacer su marido son los únicos ingresos del hogar.

“A lo primero entregaban bastantes cosas, ahora no vino ni té ni azúcar. Galletitas no viene más, polenta tampoco”, señaló la mujer, que también planteó que sus hijos “no comen los garbanzos”.

 

fuente: https://www.laopinionsemanario.com.ar/noticia/cajas-de-alimentos-en-escuelas-viene-cada-vez-menos-una-miseria/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.