¿Cuáles son las medidas para mitigar esta cruda realidad y por qué no bastan? Nota al Pie dialogó con Victoria Aguirre, vocera de Mumalá, sobre esta situación. Cada día en la Argentina una mujer muere en manos de un hombre.

Ni Una Menos: preocupan los índices de violencia de género en la provincia de Buenos Aires

En Argentina una mujer muere cada 25 horas por violencia de género. El dato surge del Observatorio Mumalá, el cual asegura que en nuestro país se cometieron 252 femicidios entre enero y agosto de 2022.

Dentro de todo el territorio nacional, una de las provincias con índices más altos es Buenos Aires. Según el Observatorio Lucía Pérez, allí se registraron 42 femicidios durante este año.

Al respecto Victoria Aguirre, abogada transfeminista y vocera de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), explica que “los programas tardan en llegar al territorio”. Además, afirma que “sigue habiendo una política dispersa de recursos, en su mayoría manejados por los oficialismos”.

Según el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, en la provincia de Buenos Aires 1.449 mujeres llamaron a la Línea 144 por violencia de género en 2021. El 60% de los llamados provinieron de 11 municipios, siendo La Matanza y La Plata las que lideran el ranking.

Por su parte, desde que se creó el observatorio Lucia Pérez, para medir la violencia patriarcal, contabilizaron 1301 femicidios en dicha provincia. Además, se registraron 216 tentativas de femicidio, 202 mujeres desaparecidas y 37 funcionarios denunciados por violencia de género.

Medidas que no alcanzan

En los últimos años se han tomado medidas de acompañamientos a las mujeres en situación de violencia. Hasta se ha creado un ministerio específico para tratar sus problemáticas. Sin embargo, la violencia de género, y su expresión más cruel el femicidio, no han disminuido.

Por su parte, además de las leyes de protección y el programa Acompañar, el Gobierno bonaerense avanzó con la implementación del Registro Único de Casos de Violencia de Género. Esto equivale a un sistema informático que permitirá unificar las denuncias de violencia por razones de género que se realicen en la provincia.


Según Aguirre, el programa Acompañar tarda entre 8 y 10 meses en asignarse y no en todos lados se trabaja de manera integrada. “Hemos tenido casos de personas que recibieron la asignación, pero nunca un acompañamiento en los términos que el programa propone”, detalla.

A su vez, mencionó otros casos en los que “todavía no han podido acceder y siguen esperando el alta en un contexto de extrema vulneración”.

“Creemos que la primera medida que falta, y es urgente, es la declaración de emergencia en materia de violencias por motivo de género”, afirma la vocera de Mumalá.

Además, sostiene que “queda todo por hacer a 3 años de gestión de un ministerio nuevo. Pensamos que iba a dar un salto cualitativo y deja mucho que desear”.

Por otro lado, Victoria también mencionó la relación de la violencia de género con la actual crisis económica. aseguró que las mujeres y disidencias son las más precarizadas y desfavorecidas de la situación.

Al respecto explicó que “en un contexto de inflación tan alto es imposible lograr independencia económica. Hay menos trabajos que permitan acceder a sostener el cuidado de les niñes”.

Del mismo modo, agregó: “somos las más precarizadas. Y la cruel realidad es que la cuestión económica es un factor determinante para que una persona que vive violencia pueda salir de ese contexto”.

Género
“Nos matan cada 24 horas”, denuncia Victoria quien además asegura que “la situación es preocupante y seguimos sin elaboración de datos oficiales”. Crédito: Estela García NAP

Las que faltan

Noemí Soledad Morales fue hallada asesinada en su domicilio, en el barrio de Las Malvinas, en General Rodríguez. Sus vecines aseguraron que escucharon una discusión con su marido en los momentos previos.

En el Partido de General Madariaga, una mujer fue asesinada a cuchillazos y su cadáver presentaba al menos 30 puntazos en la zona del cuello. El presunto femicida, su pareja, intentó suicidarse.

Micaela Pérez, de 27 años, fue asesinada a cuchillazos por su expareja, Jesús Armas, quien violó una perimetral e irrumpió en su domicilio, ubicado en la localidad de Isidro Casanova.

En relación a Buenos Aires, Victoria asegura que “la provincia es muy grande y desigual en el abordaje de la toma de denuncias”. Un lugar en donde esto se evidencia, y en donde la violencia de género no cesa es en La Matanza. Allí 5 mujeres fueron asesinadas desde que comenzó el año.

Mónica Patricia VillanuevaAntolina GonzálezCosta Villarruel CanoSara de las Mercedes González y Elizabeth di Legge fueron víctimas fatales del machismo. Sus parejas, exparejas y hasta hijos son los principales acusados.

Los femicidas

En su último informe, el observatorio Mumalá analizó los datos de los femicidas a nivel nacional. De allí surge que la edad promedio de los asesinos es de 49 años. Además, el 10% no solo cometió un femicidio sino que también abusó sexualmente de la víctima.

Del mismo modo, se pudo calcular que el 22% de los femicidas se suicidaron, mientras que un 7% lo intentaron. A su vez, el 14% está prófugo y el 4% no está identificado. Otro dato muestra que el 14% de los victimarios tenían antecedentes penales por violencia de género.

Género
En lo que va del 2022, el Observatorio Lucia Pérez contabilizó 228 femicidios, 271 marchas y 174 niñes huerfanes. Crédito: Estela García NAP

Por otro lado, en el 15% de los casos el victimario mató a una tercera persona en el momento que cometía el femicidio; ya sea porque estaba en el lugar o para dañar a la mujer. A este tipo de muertes se las llama femicidios vinculados.

Desde el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, desarrollaron proyectos destinados al trabajo con varones que ejercen violencia por razones de género.

“Trabajar en una política que no sólo implique punición, sino reconocimiento y responsabilización se vuelve fundamental”, indican desde el gobierno provincial. En relación a ello, para la vocera de Mumalá “es necesario que las masculinidades tengan espacios de autorreflexión”.

Además, agregó que los programas se realicen y que se sostengan no sólo con instrucción judicial. “La ley lo indica desde su creación y sin embargo tampoco se ha avanzado mucho”, concluyó.

FUENTE: https://www.notaalpie.com.ar/2022/09/17/ni-una-menos-preocupan-los-indices-de-violencia-de-genero-en-la-provincia-de-buenos-aires/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.