El Socorro movilizado ante el posible traslado del CEC 803

Gran parte de los habitantes de El Socorro se encuentran consternados ante el pedido realizado por el Instituto Comercial El Socorro (ICES), que es la única institución educativa de nivel secundario que tiene el pueblo que habría solicitado que el Centro de Educación Complementaria (CEC) N°803 que funciona hace 30 años en ese edificio abandone las instalaciones del establecimiento porque la idea del ICES, es “ver la posibilidad de trasladar las aulas donde el CEC 803 lleva actualmente sus actividades”, manifestó días atrás Celeste Sambrano en “Clasica Radio FM de El Socorro”.

Esto produjo un gran malestar en la comunidad que empezó a mostrar su desacuerdo al enterarse de la medida que decidió tomar el Instituto Comercial que es una institución educativa de nivel secundaria privada y recibe subvención para el pago de sueldo del personal docente. Asimismo, el personal del CEC y los vecinos del pueblo consideran que en los 30 años que hace que la institución ocupa el edificio, el mismo ha sido arreglado y puesto en valor gracias al aporte de la comunidad y el gobierno provincial. Además es muy ponderada la tarea que realiza este centro educativo por ser un espacio de contención y ayuda pedagógica a niños que asisten desde Jardín de infantes hasta el último año de la escuela primaria, donde además reciben el servicio alimentario escolar.

En tanto, la institución secundaria alega que por tratarse de un comodato pueden solicitarlo en el momento que quieran y es esta la decisión que varias personas consideraron “arbitraria”, por parte del Instituto Comercial. Aunque el pedido formal de rescisión de comodato aún no está realizado y la última palabra la tiene el Consejo Escolar de Pergamino.

Tristeza y dolor

La primera directora del CEC Alicia Kegailj, publicó un comunicado donde lamenta la situación que viene ocurriendo y expresa lo siguiente: “Mucha tristeza y dolor, más de 30 años de sacrificio, trabajo, gestiones ante todas las autoridades y principalmente el apoyo de todos los vecinos del Pueblo para lograr poner en condiciones una Institución que siempre está en el corazón de todos los socorrenses”.

Al tiempo que explicó cómo se encontraba el espacio y como fue puesto en valor “todo comenzó en el año 1990 cuando la Fundación del Instituto Comercial El Socorro en representación de la señora Teresita Lucich ofreció ceder la casa a la Dirección General de Cultura y Educación para que funcione el CEC Nº803.

A partir de aquel año –continuó- comenzó la osadía de poner en condiciones una casa casi derrumbada, con paredes a punto de caer, techos destruidos, aberturas rotas y sin vidrios producto del abandono, patio cubierto de cañas, arboles, yuyos y sobre todo murciélagos que nos recibían todas las mañanas cuando llegábamos con Andrea Castellari, único personal nombrado con el objetivo de poder juntar dinero para acondicionar alguna dependencia para poder funcionar”.

Durante un año”, -recordó Kegailj– “realizamos rifas, torneos de truco, feria del plato, pedimos donaciones de materiales de construcción, chapas, ayuda de vecinos cuya colaboración fue total y Sergio Diaz, testigo presencial de los trabajos de albañil que realizó y gratis. Logramos habilitar las tres habitaciones que dan al frente, lo demás inhabitable: la galería sin chapas, un solo baño en malas condiciones, sin cocina y patio con pozos ciegos que no se podía utilizar”.

“Cuando recibimos el gigante camión con el mobiliario enviado por la Dirección General de Cultura y Educación fue una fiesta de todo el pueblo. Los primeros alumnos algunos iban a comer al comedor de la Escuela Nº24 y otros hacíamos la comida nosotras con vecinas que nos ayudaban porque no teníamos cocina y las condiciones eran muy precarias” rememoró.

Además relató que fue “gracias al importante subsidio de un Diputado Nacional se construyó la cocina, el comedor y los baños y la Casa Ex Socorrenses donó las chapas para cubrir la galería” enumeró quien fuera la primera directora de la institución.

“Estábamos avanzando, lo demás fue desgastante pero lo logramos: El dinero que puso la Provincia de Buenos Aires a través de la Dirección General de Cultura y Educación es incalculable y ahora sería una cifra millonaria. El estado actual es todo merito e interés de la Dirección de Escuelas para poner un edificio en condiciones óptimas para el bienestar de los chicos, acompañados siempre por la excelente vocación de docentes, ex docentes y auxiliares que ponían el hombro a cualquier emprendimiento” reconoció.

A su vez explicó que reglamentariamente el CEC por sus características debe tener uso exclusivo de sus instalaciones, es decir que no puede ser compartido con otras Instituciones, por lo tanto “si no tiene edificio seguramente será cerrado”.

También expresó su opinión respecto a qué debería pasar con la institución secundaria con la que comparten el edificio: “el CEC es un servicio oficial, creo que en estos tiempos es prioritario que el ICES también lo sea. Se terminarán las dificultades que siempre presentó, en igualdad de condiciones con las exigencias de un establecimiento oficial, rindiendo Concursos para directivos y profesores de un listado oficial con título habilitante. Los tiempos que hoy vivimos exigen calidad educativa e igualdad de oportunidades para los jóvenes del futuro” remarcó.

Al tiempo que se preguntó si “¿Será la Dirección de Cultura y Educación la que firme el Certificado de Defunción del CEC Nº803?”.

“No creo que deje a la deriva a niños y padres sin un servicio esencial en lo social, educativo, recreativo, de unión familiar y contención para los papás que deben trabajar y dejar a sus hijos en un lugar seguro y confiable que les brinda mucho amor” aseguró.

FUENTE:https://eltiempodepergamino.com.ar/19148-generales-el-socorro-movilizado-ante-el-posible-traslado-del-cec-803

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *