Apuestas online entre adolescentes, una moda que crece al igual que el riesgo a la adicción

Cada vez son más las consultas a profesionales de padres de menores entre 12 y 18 años que cambiaron sus comportamientos a causa del juego. Los accesos a las billeteras virtuales a temprana edad atentan contra la salud de muchos jóvenes.
Conocé más sobre este tema en esta entrevista al licenciado Juan Manuel Álvarez
Basabe.

Cuando hablamos de adicciones es común creer que se está haciendo referencia al consumo de sustancias psicoactivas duras como la cocaína, el paco o marihuana. Pero en realidad hay otras adicciones que, muchas veces, son invisibles o, al menos, pasan desapercibidas para la sociedad.
El problema es que causan el mismo daño que el consumo de drogas, porque el individuo entra en un espiral en el cual el final siempre es el mismo: derrumbe económico, aislamiento social y, muchas veces, suicidio. Por eso es fundamental alertar los síntomas lo más pronto posible y actuar con velocidad consultando a profesionales.

Pergamino y ciudades de la Región no están exentas a lo que sucede en el resto del país e inclusive en otros estados. Cada vez son más recurrentes las consultas de padres de menores de entre 12 y 18 años que cambiaron sus comportamientos y se volvieron adictos a las apuestas deportivas online.

Diarionucleo.com entrevisto al rojense Juan Manuel Álvarez Basabe, quien vive en Pergamino desde hace un tiempo y dedica su vida a ayudar a personas con problemas de adicciones. Su lucha marcó su vida y trazó un horizonte cargado de una fuerte pasión y vocación. Álvarez Basabe es licenciado en Educación, Operador en Psicología Social y Acompañante Terapéutico y, desde hace 11 años, brinda charlas gratuitas de prevención en establecimientos educativos de nivel secundario, clubes deportivos y centros culturales de las ciudades de Rojas, Pergamino y Colón.

El licenciado mencionó los síntomas de esta adicción al juego online, como lo es el aislamiento, el mal humor y el bajo rendimiento escolar. También habló de la influencia del supuesto conocimiento sobre los deportes en esta adicción y el engaño detrás de las apuestas online. “La persona comienza generalmente apostando al deporte del cual es aficionado y luego continúa con
otros deportes. Comienza a mirar deportes (que nunca vieron y de otros países) a las 2, 3 de la mañana. Hay una variable que es el supuesto saber. Es decir, yo juego porque sé, al menos en un principio, pero está el azar, que es lo que el adicto al juego no contempla”, explicó Álvarez.
La realidad es que los casinos o las apuestas online están hechas para que la persona pierda lo que gana. “El juego es una situación azarosa y no hay nada predeterminado. Una de las tantas formas de detectar si la persona tiene algún consumo problemático online es que está horas y horas navegando. Otra es que la persona está despierta hasta altas horas de la madrugada, seguramente encerrado en su habitación. El encierro es una característica muy común”,anexó.
Mal humor, el bajo rendimiento escolar, el aislamiento social, el uso excesivo del celular, ausentismo en el colegio, son algunos de los llamados de atención a tener en cuenta que también se convierten en consecuencias de la ludopatía.
Y uno de los puntos fundamentales es el faltante de dinero. “Entre las consecuencias que coinciden con el juego online están las depresiones agudas, las cuales generan una terrible angustia al punto tal que muchos se quitan la vida. Es una problemática muy seria”, enfatizó el profesional.
El temprano acceso a las billeteras virtuales Los «cajeros» son personas que les cargan a sus clientes las fichas para apostar después de recibir la transferencia de dinero, que generalmente se efectúa através de Mercado Pago. Las chicas y chicos suelen contactar a los cajeros por WhatsApp por recomendación de amigos y, como desde los 13 años pueden tener billeteras virtuales, está facilitado el acceso para apostar en los sitios de casino online con juegos similares a las máquinas tragamonedas.
Ruletas en vivo, Poker y apuestas de fútbol son otros servicios que promocionan los cajeros en las redes sociales, asegurando que son «100% confiables» y pagan «al instante», a pesar de no tener habilitación. La adolescencia es un momento muy importante de transición y hay maneras de
tratar de sortear eso, como unirse en grupos. Un ejemplo pueden ser las apuestas, porque también son algo grupal y se han puesto de moda, aunque los riesgos son la falta de control y el aumento de la impulsividad, que podría desarrollar una adicción al juego.
“Hay muchos pibes que tienen cuenta DNI o Mercado Pago y juegan a través de estas billeteras virtuales, por ahí sugiero la realización limitada de transacciones al día. Es importante saber que es más difícil darse cuenta de la adicción a las pantallas o al mundo digital. La heroína o el paco es más visible,porque la persona físicamente se deteriora, pierde kilos, aparece una cara
claramente estresada por el consumo, con ojeras. Ahora, en la persona con adicción al juego online eso no sucede”, alertó el licenciado.
Detrás de cada adicción hay una necesidad de deseo compulsivo. Cada vez que se habla de adicciones no solamente se hace referencia a una situación psicoactiva sino también a un hábito, a una acción, a un comportamiento. Por eso, Álvarez aconsejó que los padres controlen las billeteras virtuales de los hijos y para los casos más graves, más agudos, además de pedir una ayuda profesional.

Similitudes de consumir cocaína o jugar compulsivamente online.

Cuando la persona juega sucede en el cerebro lo mismo que cuando se consume cocaína, porque tiene el mismo mecanismo neurobiológico. “Por lo general la persona está deprimida, en la cama. Y cuando decide levantarse para ir a un casino, su cerebro ya está segregando serotonina. Ni hablar cuando la persona está a punto de traccionar la palanca de las maquinitas. Ese momento
es el umbral de liberación de neurotransmisores. Lo mismo sucede con otro tipo de adicciones. Por eso tienen el mismo mecanismo neurobiológico”,detalló.
El profesional confirmó que “es un hecho que las apuestas online clandestinas entre estudiantes secundarios se están incrementando”, en su mayoría varones, quienes aseguran que se trata de una actividad «viciante»; mientras, especialistas advierten sobre los riesgos de desarrollar adicción al juego compulsivo y dan signos de alerta para las familias.

Diferencias entre uso y dependencia
Al tener el mismo mecanismo neurobiológico que otras adicciones, también se repiten determinados factores psicológicos y de dependencia, interviene el factor psicológico, se le agrega el factor físico. El profesional expresó que “la persona libera tantos neurotransmisores cuando ejecuta este comportamiento adictivo que luego el sistema neuronal está entre 48 horas y
70 horas para volver a funcionar normalmente”. Y anexó: “Por eso al otro día aparece como variable o como indicador de comportamiento abusivo a una sustancia o a una acción, el mal humor. Porque la persona esa noche que jugó,que consumió cocaína o que tomó mucho alcohol, liberó más ¿neurotransmisores de lo que el cerebro debe liberar o libera normalmente”.
Por eso muchas veces aparece la situación de violencia, de depresión y, en casos extremos, lleva inclusive hasta el suicidio, porque la persona libera mucho más neurotransmisores de lo que tiene que liberar cuando ejecuta este comportamiento de dependencia.“Yo lo controlo, no me afecta en el día a día” Lo que sucede generalmente también es que la persona adicta a lo que sea, lo primero que dice es: “Yo lo controlo, no me afecta en mi vida cotidiana”. Primera mentira. “Son tres fases. La primera es recreativa; es decir, la persona tiene un hábito esporádico. Luego, del uso recreativo, pasamos a la fase de abuso donde interviene el factor psicológico. Por ejemplo, yo el sábado a la noche no salgo si no hacemos con mis amigos una apuesta online. Y después aparece la dependencia, que es cuando la persona quiere dejar de jugar o de consumir y no puede. Ahí se da cuenta que lo necesita”, resaltó.
Álvarez consideró importante que los adolescentes sepan que “de la fase de uso a la fase de abuso, y de la fase de abuso y a la fase de dependencia, es imperceptible el pasaje de una a otra”. “La persona nunca se va a dar cuenta cuando pasó del uso al abuso y cuando pasó del abuso a la dependencia. Es decir, el pasaje de una fase a otra es imperceptible. El adicto dependiente se da
cuenta de su condición cuando quiere dejar de consumir determinada sustancia psicoactiva o determinado comportamiento adictivo y no puede. Ahí es cuando comienza el infierno»,admitió.

La necesidad de regularizar las apuestas online

En Argentina no hay una ley nacional sobre los juegos de azar, por lo que su regulación está bajo la órbita de cada jurisdicción. A partir de la pandemia por Covid-19, muchas provincias avanzaron con la reglamentación del juego online y todos los sitios oficiales llevan el dominio bet.ar.
Sin embargo, se estima que el 80% de los sitios online son ilegales, según datos de la Asociación de Loterías Estatales Argentinas. Los adolescentes coinciden en que el juego online todavía «no es un fenómeno masivo entre los estudiantes», pero todos aseguraron conocer a alguien que apuesta.
La situación se repite en distintos puntos del país. En Rosario, una escuela detectó que el wifi colapsaba por el ingreso de los chicos a sitios de apuestas.
También algunas escuelas de gestión pública y privada de la ciudad y provincia de Buenos Aires enviaron un comunicado a las familias para advertir un incremento de esta actividad en las aulas. En Argentina, el tratamiento para el juego compulsivo es gratuito, según la Ley N° 26.934.

FUENTE:https://diarionucleo.com/ciudad/pergamino/255096-apuestas-online-adolescentes-moda-que-crece-igual-/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *