La Renga copó Avellaneda y dejó en claro qué es la libertad

La Renga volvió a Buenos Aires con un show colmado en el estadio de Racing, una reivindicación de su postura política histórica, una lista de temas con fuertes guiños a su público y más de 50 mil personas completamente extasiadas.

Para cerrar la gira de «Alejado de la red», su más reciente trabajo discográfico, que los llevó hasta Ushuaia la ciudad más austral del mundo, la banda de Mataderos planificó cuatro conciertos Avellaneda, en lo que será su regreso al AMBA tras varios años. La noche del sábado 6 fue el primero de esos cuatro y tuvo todos los condimentos que los rengueros y rengueras disfrutan.

Siempre haciéndose cargo de lo que son y lo que significaron sus canciones para toda una generación durante el menemismo, Chizzo advirtió -en uno de los pocos momentos que se detuvo a hablarle al público- que la actualidad dista de ser ideal. «Amigos, estamos en tiempos difíciles, como estuvimos en otras tantas veces… algunos temas vuelven a resurgir. Este es uno de ellos», presentó antes de tocar «Hielasangre», para esos desprevenidos que pensaron que podían quedarse con alguna canción de La Renga y resignificarla para sus ideas alejadas de lo que siempre propuso la banda.

Tanto en la previa como durante y luego del show, no faltaron los cánticos contra Javier Milei y Mauricio Macri, así como también el aviso popular de que «La patria no se vende«. Hasta Chizzo y Tete se sumaron a los saltos de casi todo el estadio al ritmo de «El que no salta, votó a Milei«. Y en el cierre del show, el guitarrista y cantante también aprovechó para terminar el concierto con «Hablando de la libertad», pero «no hablando al pedo de la libertad».

La Renga y su público mantienen el mismo código, el del compañerismo, la autogestión, la amistad, la solidaridad y la verdadera libertad.

FUENTE: El Destape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *