El derrumbe del salario mínimo: alcanza para comprar 87 kilos de pan, un 63% menos que hace un año

  • El monto actual es de $ 156.000 y aún no se sabe cuándo se actualizará.
  • El poder de compra es el más bajo en 23 años.

El poder de compra del salario mínimo se derrumbó en diciembre y profundizó la pérdida que venía mostrando en los últimos años.

El salario mínimo está en $ 156.000 y aún no hay una fecha cierta para convocar al Consejo que resuelve los aumentos, integrado por la Nación, los representantes sindicales y empresarios.

Frente a la inflación del 25,5% en diciembre y con un número similar proyectado para enero, el atraso del salario mínimo es marcado. Como botón de muestra, el economista Jorge Gabriel Barreto calculó que los $ 156.000 alcanzan para comprar 87 kilos de pan.

En enero de 2023, el salario mínimo era $ 65.427 y el kilo de pan costaba $ 480, lo que implica que hace un año se podían comprar 136 kilos, un 63% más que hoy, cuando el kilo ronda los $ 1.800.

«Si tomamos el valor del kilo de pan promedio desde el año 2000 hasta hoy y lo medimos versus el salario mínimo se puede ver que históricamente la actual es la menor cantidad de kilos que se puede comprar por mes en 23 años«, refuerza Barreto

Desde el año 2000, el año donde el salario mínimo tenía mayor poder de compra fue el 2006 con 320 kilos. Hasta el mes pasado, el peor año había el 2001, donde alcanzaba para 138 kilos.

En 24 años, el kilo de pan aumentó 128.471%: pasó de $ 1,40 ó US$ 1,40 a $ 1.800.

En el mismo período, el salario mínimo aumentó 77.900%: pasó de $ 200 ó US$ 200 a $ 156.000, que medidos al dólar blue da aproximadamente US$ 138.

«Con estos números la pérdida de poder adquisitivo durante el periodo medido en kilos de pan es del 40%», resalta Barreto.

Entre 2016-2023 la inflación fue del 4.848,24% y el salario mínimo aumentó el 2.474,26% ya que subió de $ 6.060 en enero 2016 a $ 156.000.

«Si consideramos las últimas dos presidencias – la de Mauricio Macri terminó con una inflación del 298% y la de Alberto Fernández con una acumulada del 1.144,5%- la pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo se encuentra en -48%», apunta. «En términos prácticos es como decir que hoy puedo comprar la mitad que hace 8 años”.

Salario vs. canasta

Otro indicador que permite percibir el deterioro del salario mínimo es su relación con la canasta básica total, que mide el umbral de la pobreza para una familia de cuatro personas. Con datos de diciembre, esa canasta llegó a $ 495.798, un salto de 225% en el año. Así, hacen falta 3,2 salarios mínimos para cubrirla.

En 2006, el salario mínimo cubría el 70% de la canasta y en 2016, ese porcentaje había caído a 54%.

Hay pocas chances de que la situación mejore este año. «Con una inflación esperada para todo 2024 en torno al 200%, por lo menos en el corto plazo, no se puede esperar que el poder adquisitivo del salario mínimo se recupere y se proyecta una caída adicional de entre el 10% al 20%», señala Barreto.

El salario mínimo es clave porque funciona como un piso no solo para los empleos formales sino también indirectamente para los informales. Además, es una referencia para los planes sociales, como el Potenciar Trabajo, cuyos beneficiarios cobran la mitad del salario mínimo.

«La recomposición durante el 2024 será únicamente nominal y para 2025 la recuperación del salario real dependerá de tres factores básicos: crecimiento económico, desaceleración de la inflación y el comportamiento de la pobreza«, sentencia Barreto.

FUENTE: CLARÍN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *