Chacabuco: Allanamientos por comercialización de animales

Fueron llevados a cabo por la Policía Ecológica de Junín y Flora y Fauna de la Provincia de Buenos Aires.

En el día de ayer, personal especializado de la Delegación de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas Junín dio cumplimiento a orden de allanamiento y secuestro en un domicilio
de la localidad de Chacabuco, en conjunto con personal de la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia de Buenos Aires perteneciente al Ministerio de Asuntos Agrarios, contando además
con el apoyo de la policía comunal local.

Allí, en marco de una investigación llevada a cabo por los efectivos policiales, iniciada a raíz de denuncia de un grupo de proteccionistas locales donde se daba cuenta de la tenencia y
comercialización de animales comprendidos en los alcances de la Ley 22.421 (Protección y Conservación de la Fauna Silvestre); se constató en mencionado domicilio la tenencia con fines de
comercialización de ejemplares de hámster, cobayos, peces del género Carassius, ajolotes y erizos; procediéndose a la incautación de los animales protegidos por mencionada ley, como así también de la terminal de telefonía celular utilizado para concretar dichas transacciones, con la finalidad de realizar las pericias correspondientes y de esta manera poder avanzar en la
investigación.

Con respecto al morador y sindicado como comerciante ilegal de estas especies protegidas, por orden de la fiscalía de intervención, se procedió a notificarlo de manera formal de la formación de la causa en carácter de imputado por infracción a mencionada Ley. Las actuaciones prosiguen su trámite ante la UFIyJ N° 11 Descentralizada de Chacabuco.

Cabe destacar que, este tipo de procedimientos resultan habituales por parte de la Delegación de Policía Ecológica Junín en conjunto con la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia de Buenos Aires, acentuados en el último tiempo por la creciente práctica del mascotismo (tenencia ilegal de animales silvestres con fines de cautiverio, como mascotas o animales en entornos domésticos).

Esta creciente demanda posibilita el mercado ilegal de las mismas, la cual, además de estar regulada en tratados internacionales que protegen especies, involucra también la configuración de delitos como la extracción de animales silvestres de sus hábitats, la retención ilegal y en condiciones que ponen en peligro la vida de estos animales para luego ser transportados en contextos deplorables, que la mayor parte de las veces provoca la muerte y daños severos a los animales.

Abocados a esta situación particular los erizos africanos requieren de una alimentación específica, además pueden alterar el equilibrio ecológico si se los libera en la naturaleza ocupando el lugar de otras especies y al resultar de criaderos ilegales no regulados, generalmente resultan producto de cruza endogámica, por lo que son muy propensos a padecer SET (Síndrome del Erizo Tambaleante) siendo un trastorno neurodegenerativo que sufre el animal, el cual no posee cura y los lleva indefectiblemente a la muerte.

Las especies incautadas fueron trasladas por el personal de Fauna PBA con fines de evaluación veterinaria, disponiendo luego su traslado a una reserva natural acorde a cada uno de ellos, con el fin último (de ser factible) puedan recuperar su libertad y volver a su hábitat natural.

FUENTE: Diario Democracia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *