«La fila del hambre»: organizaciones sociales reclamaron asistencia alimentaria al Gobierno

Las organizaciones sociales nucleadas en la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) realizaron este lunes una protesta denominada la «fila del hambre» que se inició en el Ministerio de Capital Humano y se extendió por más de 20 cuadras para pedir asistencia alimentaria para los comedores comunitarios, en tanto el Gobierno pidió hacer el reclamo por los «canales oficiales».

«El Ministerio de Capital Humano informa que los comedores que soliciten fondos deben hacerlo a través de los canales oficiales y cumpliendo los requisitos correspondientes», comunicó la cartera que conduce Sandra Pettovello a través de las redes sociales.

En el comunicado se señaló que el objetivo que persigue el Ministerio de Capital Humano es «eliminar la intermediación» y que en ese proceso se buscará «contener a los que menos tienen acercando asistencia de la manera más efectiva y transparente».

«La ayuda social se financia con el esfuerzo de todos los Argentinos», remarcó la cartera social.

En consonancia, el vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó que Pettovello no recibirá en la sede de esa cartera a las personas que se concentraron ahí porque «jamás los ha convocado», según definió en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada.

Además, Adorni aseguró que la «asistencia a los comedores comunitarios nunca va a ser recortada» por el Gobierno nacional, al coincidir con un documento hecho público por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) en el que se reclama que «la comida no sea una variable de ajuste».

Pasadas las 7.30, los integrantes de los movimientos sociales iniciaron la protesta -también llamada la «fila de la pobreza»- desde la puerta de ingreso de Capital Humano, en la esquina de Juncal y Carlos Pellegrini, luego de que Pettovello anunciara la semana pasada que recibiría «una por una a la gente que tiene hambre» para así evitar intermediarios en la entrega de asistencia.

En la concentración, las personas -aplaudiendo y portando pancartas con distinto tipo de leyendas- reclamaban también a las autoridades de Capital Humano una respuesta ante la «emergencia alimentaria».

La secretaria gremial de la UTEP, Johanna Duarte, expresó en declaraciones a Télam que Pettovello «se comprometió personalmente a recibirnos uno por uno a las familias que tienen hambre y que asisten de los comedores y merenderos, y que hoy no son asistidos por el Gobierno nacional».

«Estamos haciendo la fila, -añadió- la fila que llamamos la ´fila del hambre`, para visibilizar y denunciar la situación de emergencia alimentaria que no se da solo en los alrededores del Obelisco sino que es es una urgencia a nivel nacional».

La dirigente de la UTEP remarcó que permanecerán ahí y que esperan que Pettovello «cumpla con su palabra de recibir y dar respuestas, que es lo que dijo la semana pasada públicamente, armando un real show mediático».

«Acá, desde las 7 de la mañana, no recibieron a una sola persona, ni un secretario, ningún funcionario; nadie del equipo de Pettovello se comunicó con nosotros», detalló.

Además de en la ciudad de Buenos Aires, la protesta se desarrolló en simultáneo en delegaciones de la Secretaria de Niñez y Familia de todo el país, según indicó la UTEP.

La convocatoria buscó que «cada persona pueda ingresar al ministerio a los fines de obtener respuesta a la emergencia alimentaria agravada por la crisis económica», señaló la organización.

Por otro lado, Pettovello y el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Pablo de la Torre, firmaron este lunes un convenio de asistencia alimentaria con la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la Argentina (Aciera) por un monto de 177.500.000 pesos.

Según informó la cartera a través de un comunicado, Aciera brinda asistencia a niños, ancianos y personas con discapacidad, coordina hogares para niños y adolescentes en riesgo, otorga asistencia a familias vulnerables, ofrece educación accesible y organiza tanto eventos educativos como campañas sociales.

FUENTE: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *