Después de un mes intenso, se calma la Cámara de Diputados y se recalienta el Senado

A fin del año pasado, el Poder Ejecutivo convocó a extraordinarias hasta el 31 de enero, luego prorrogadas hasta el 15 de febrero, por lo que esta semana el Congreso podría quedarse sin sesionar hasta el primero de marzo. El objetivo de las extraordinarias era, principalmente, la aprobación de la ley ómnibus que, tras arduas negociaciones entre el oficialismo y bloques opositores «dialoguistas» y entre el Gobierno nacional y distintos gobernadores, terminó volviendo a comisiones y desmoronándose. Según confirmaron fuentes de la Casa Rosada a El Destape, el Gobierno no extenderá el período extraordinario después del jueves.

Tras lo que fue el debate en comisiones y la aprobación en general de la mega ley, se espera una semana tranquila en Diputados hasta que terminen las extraordinarias el próximo jueves. El miércoles pasado hubo revuelo por la presentación de un proyecto de La Libertad Avanza para derogar el aborto legal, diputados que aparecían como firmantes del proyecto negaron haberlo hecho y perdió fuerza.

Hasta la apertura de sesiones, todo va a ser «a media máquina» en la Cámara baja del Congreso, según afirmaron a este portal desde el bloque de la Unión Cívica Radical, una de las cuatro bancadas que cuentan con más de 30 legisladores. En la misma línea, desde La Libertad Avanza dijeron a El Destape que, en sintonía con otros bloques, no hay temas en agenda para la semana que comenzará con dos feriados.

Ahora, los focos van a estar puestos en el Senado. Como nunca se conformó la comisión bicameral para el tratamiento de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), no pudo tratarse el mega DNU que el presidente Javier Milei firmó a fin de año, que modifica leyes clave y que ya está vigente. Sin embargo, al haberse vencido el plazo, legisladores de cualquiera de las dos cámaras pueden autoconvocarse para que se trate en una sesión especial. 

Fue allí que Unión por la Patria (UP), dividido en dos bloques en la Cámara Alta, comenzó a insistir. Sus senadores ya habían solicitado el 24 de enero una sesión para el primero de febrero, pero la moción no tuvo respuesta de parte del oficialismo. El último jueves, UP volvió a «exigir» la convocatoria de la sesión, ahora solicitada para el 15 de febrero. Fuentes del bloque de La Libertad Avanza en el Senado confiaron a este medio que no creen que el pedido de UP prospere, así que intentarán «transcurrir» esta semana sin complicaciones para, más adelante, buscar la aprobación de la ley que modifica el Código Penal para la prevención y penas por lavado de activos.

Desde el entorno de la vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, Victoria Villarruel, habían dicho el sábado a El Destape que no está descartada la convocatoria a una sesión especial para tratar el mega DNU. «No se niega al pedido, pero tiene la potestad de llamar«, remarcaron.

El jueves pasado, distintas organizaciones participaron de la presentación de una denuncia penal contra Villarruel por la dilatación del tratamiento del DNU. «Violando la Constitución Nacional y el Reglamento del Senado, Victoria Villarruel está incumpliendo con su deber de convocar a sesión especial para el tratamiento del DNU Tiránico de Milei», indicaron los demandantes en Twitter.

La denuncia la hicieron el Observatorio del Derecho a la Ciudad, representado por el abogado Jonatan Baldiviezo; el movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos, con María Eva Koutsovitis como representante; Naturaleza de Derechos, del abogado Fernando Cabaleiro, y Unidad Popular Nacional, con el economista Claudio Lozano.

FUENTE: El Destape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *