LOS TRENES CIRCULAN CON POCOS PASAJEROS Y LOS PASAJES ESTÁN AGOTADOS

Un encendido debate tuvo lugar en las redes sociales en los últimos días, luego de que se viralizaran imágenes de trenes de larga distancia con bajos niveles de ocupación e incluso algunos coches vacíos.

Las fotografías generaron desconcierto e indignación, especialmente porque los pasajes para viajar en tren de larga distancia se agotan en cuestión de días apenas salen a la venta y -en el caso de algunos destinos- es prácticamente imposible conseguir uno si no se compra con suficiente anticipación.

Rápidamente entre los usuarios empezó a circular la sospecha de que los trenes circulan semivacíos por una maniobra de las empresas de micros de larga distancia, que comprarían los pasajes -por una exigua suma- con el objetivo de agotarlos y forzar a los pasajeros a optar por el transporte automotor. No es la primera vez que se menciona esa teoría: meses atrás, el secretario general del sindicato de maquinistas La Fraternidad, Omar Maturano, había denunciado ese supuesto modus operandi en un congreso ferroviario.

Desde Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) explicaron que “no hay indicios de compras masivas o de uso de identidades falsas” e indicaron que para comprar, cada cliente debe crear un usuario y “tiene un límite de hasta ocho pasajes“.

Desde la empresa puntualizaron que recientemente “se han hecho comprobaciones en función de las tarjetas [de crédito/débito] y no se registró nada sospechoso” que haga suponer que se trata de maniobras intencionadas.

Las empresas de ómnibus, por su parte, niegan toda intervención en los hechos y aseguran que se encuentran trabajando a plena capacidad.

De acuerdo con la SOFSE, la ocupación promedio de los servicios de larga distancia se encuentra en torno al 80-90% dependiendo del servicio y del tramo. Pero si hay un 10-20% de capacidad libre, ¿por qué los pasajes están agotados?
Desde la empresa explican que esto se debe a varias causas: razones de salud -pasajeros que contrajeron COVID o son contacto estrecho de una persona contagiada-, cambio de planes desde el momento en el que se sacaron los pasajes (“hay que recordar que estos boletos se vendieron mayormente los primeros días de noviembre pasado”, dicen en la empresa) o viajeros que perdieron el tren.

De hecho, aseguran que, ante las denuncias ocurridas, se realizó un rastreo telefónico de aquellos pasajeros que no se presentaron: “todos contestaron y aducían principalmente cuestiones de salud“, aseguran representantes de SOFSE.

Pero salvo los que perdieron el tren “sobre la hora”, los que debieron cancelar sus viajes por motivos de salud o cambio de planes podrían haber devuelto los pasajes y no lo hicieron.

 

FUENTE: http://diarioelsalado.com.ar/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.