Argentina derrotó a Brasil en la final y conquistó la AmeriCup

Con un resultado ajustado (75-73), la Albiceleste se quedó con el título en la casa del rival y volvió a lo más alto del continente luego de 11 años.

Este domingo, Argentina y Brasil protagonizaron un nuevo clásico en Recife. Con un partido reñido y digno de una final, el conjunto Albiceleste terminó con el marcador a su favor (75-73) y alzó la AmeriCup en el estadio Geraldao Arena. Gabriel Deck fue la figura del equipo, con 20 tantos.

Hacia el final, el elenco argentino sufrió cuando los locales remontaron el tablero y lograron ponerse 73-71. Pero la jerarquía de Delía, Deck, Laprovittola y Campazzo en los últimos segundos le cortó la ilusión a la Verdeamarela.

Campazzo, líder del equipo, manifestó luego de la gesta: “Ganar en Brasil no tiene precio. Lo bueno es que esto nos ayuda para seguir motivados y seguir viniendo a la selección; que es lo más lindo que hay”. El cordobés marcó 13 puntos, 5 asistencias y 5 pérdidas en el partido.

Se trata del tercer título continental que consiguió la Selección de básquet. Las veces anteriores también fueron derrotando al conjunto brasilero en la final: 2011 (Mar del Plata) y 2001 (Neuquén).

En la previa del torneo, Argentina no la tuvo fácil: el “CheGarcía, DT del equipo, se desvinculó de la Selección dos días antes de que comience la AmeriCup. Según la Confederación Argentina de Básquet, los motivos de su decisión fueron íntimos; y no se revelaron.

En ese plano de incertidumbre, se decidió llamar a Pablo Prigioni para ocupar el cargo. El ex jugador de la Albiceleste, y campeón del Preolímpico 2011, puso el pecho ante un equipo ya afianzado, sin posibilidades de modificación; y logró un desenlace exitoso.

AmeriCup
Sin contar el Mundial 2014 (11°), la Selección argentina terminó entre las 8 mejores de todos los torneos FIBA más importantes desde 2001 hasta este año. Crédito: FIBA.

Síntesis del partido

(73) Brasil: Marcelinho Huertas, 11; Leo Meindl, 6; Didí Louzada, 4; Lucas Días, 6; Cristiano Felicio, 0 (FI); Yago Santos, 11; Georginho de Paula, 8; Lucas Mariano, 3; Rafa Mineiro, 2; Vitor Benite, 18; Augusto Lima, 4. DT: Gustavo Conti.

(75) Argentina: Facundo Campazzo, 13; Nicolás Laprovittola, 15; Carlos Delfino, 3; Gabriel Deck, 20; Marcos Delía, 4 (FI); Nicolás Brussino, 7; Leandro Bolmaro, 9; Tayavek Gallizzi, 2; Juan P. Vaulet, 2; José Vildoza, 0. DT: Pablo Prigioni.

Progresión: Argentina 26-14, 48-38, 67-60 y 75-73.

Campazzo, un capitán todo terreno

La estrella de la NBA, con los Denver Nuggets, alzó la copa con Argentina y obtuvo una bocanada de aire fresco en medio de un gran problema personal y financiero: actualmente, el jugador no tiene salario y no sabe cuándo volverá a tenerlo.

En este último mes, Facundo no tuvo garantías de cobro. Aún es observado por varios equipos de la liga estadounidense; y se sabe que el basquetbolista desea seguir allí.

En algún momento, Campazzo cobrará la recompensa que implicó la obtención de la AmeriCup; a pesar de los conocidos problemas financieros que posee el ente regulador del básquet argentino. Pero el capitán le puso el pecho a las balas durante todo el certamen y no dudó sobre su participación.

AmeriCup
En sus anteriores gestas de la Americup, Argentina también derrotó a Brasil en la final. Crédito: FIBA.

La designación de quién sería el capitán estuvo a cargo de García; que, a pesar de los errores que presuntamente lo alejaron de la Selección, tomó una excelente decisión.

Con una gran emoción, Facundo celebró su título con la Argentina: “Salir campeón tiene un gusto diferente con esta camiseta; sea el torneo que sea. Lo tomamos con la seriedad que se merecía este torneo. Venimos trabajando hace mucho, estuvimos duros y firmes en el momento en que teníamos que estarlo”.

El camino del campeón en la AmeriCup

Argentina ganó todos los encuentros que disputó en este torneo. En la primera fase, dejó atrás a Islas Vírgenes Estadounidenses (95-62); Puerto Rico (99-86) y República Dominicana (90-78). Luego, en los cuartos de final, derrotó a Venezuela por 76-53. La sorpresa llegó en las semifinales, donde Argentina dejó atrás al siempre candidato Estados Unidos con un 82-73.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.