El cáncer de mama diagnosticado a tiempo puede ser curable

pesar de los numerosos avances médicos registrados en las últimas tres décadas, el cáncer de mama sigue siendo el tipo de tumor más común en mujeres en todas las geografías del mundo. Esta forma de la patología sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer entre mujeres. Vale destacar que, si bien también los hombres pueden desarrollar la enfermedad, en varones se verifica con mucha menor frecuencia. En Argentina, según las cifras oficiales publicadas en el 2020, se diagnosticaron 130.878 casos nuevos de cáncer y el tipo de tumor que encabeza este ranking es el de mama.

La patología conforma aproximadamente el 32% del total de los tumores diagnosticados en mujeres y se registran 6100 decesos cada año. Si bien es algo que puede ocurrir a cualquier edad, el grupo más afectado es el de mujeres de entre 50 y 80 años. Sin embargo, estas cifras pueden ser reducidas en forma drástica si se implementan las políticas públicas correctas para que las mujeres se realicen los estudios médicos correspondientes en forma periódica.

«Es muy importante que, como sociedad, dejemos definitivamente atrás algunos mitos sobre el cáncer que realmente quedaron antiguos y ya no son reales«, afirma el doctor Gonzalo Gómez Abuin, Jefe de la Unidad de Investigación de Oncología en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires. Y agrega: «el cáncer de mama es una patología que, en algunos casos, se puede prevenir y en muchos casos se cura. La tasa de curación es alta cuando el diagnóstico es temprano y cae dramáticamente cuando la enfermedad es detectada tardíamente«.

Medicina modelo siglo XXI

«Muchas de las muertes por cáncer de mama podrían ser evitadas si los sistemas de prevención y detección temprana funcionaran en forma efectiva«, asegura Gómez Abuin. Hay muchas oportunidades desperdiciadas que nos permitirían mejorar esta situación de salud pública. A modo de ejemplo, según una encuesta nacional realizada por Fundación Avon en 2016 cuatro de cada diez mujeres mayores de 40 años no se realiza una mamografía en forma periódica. Y esa situación se ha mantenido en el tiempo. Eso sugiere un documento publicado por la Sociedad Argentina de Mastología, que indica que durante el 2020 las consultas mastológicas disminuyeron en un 48% mientras que la realización de mamografías cayó en cerca del 65%, en parte por las medidas de aislamiento dispuestas para enfrentar la pandemia de Covid-19.

Para poder cumplir las más recientes recomendaciones sobre prevención, los especialistas sugieren que la mejor opción es que cada mujer hable en forma periódica con su médico para interiorizarse en detalle sobre qué estudios de la detección debería cumplir y con qué frecuencia realizarlos en base a su edad, antecedentes familiares y otros factores de riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *