“Hay que observarla atentamente”: Victoria Villarruel llamó la atención de Financial Times, uno de los medios más influyentes del mundo

El influyente medio británico destacó su efectividad y estilo comunicacional tanto como su “conservadurismo cultural” y la diferenció de la personalidad de Milei, de quien consideró la “posibilidad real de que no complete sus 4 años de mandato”. Según un diplomático, Villarruel “está lista para lo que sea”.

El diario Financial Times, uno de los medios más influyentes en los círculos políticos y económicos internacionales, publicó un perfil de la vicepresidente, Victoria Villarruel. El artículo concluye citando a un diplomático asentado en Buenos Aires quien espera que Villarruel arme un proyecto político propio y eventualmente se presente como candidata presidencial. “Creo que hay que observarla atentamente; ella está lista, para lo que sea”, concluye la cita, que fue precisamente la que eligió la propia Villarruel para postear la nota en su cuenta en la red social X, la exTwitter.

El artículo del medio británico destaca el contraste entre las personalidades de Milei, “un economista libertario que promete reformas drásticas”, y Villarruel, a quien presenta como una “activista que construyó su carrera con un duro conservadurismo cultural”.

Villarruel, dice, es la primera persona en la línea de sucesión presidencial, algo que los analistas consideran “crucial” dada la condición de outsider político de Milei y que su escasa representación legislativa significa “una posibilidad real de que no termine su mandato de 4 años”.

El FT destaca que a diferencia del presidente, Villlarruel no tiene experiencia en los temas económicos que predominan en el debate económico, pues su foco ha sido “entender la historia argentina del siglo XX”. En las últimas dos décadas, dice, como fundadora de una ONG y frecuente panelista de TV, se dedicó a denunciar los crímenes de la guerrilla izquierdista de inicios de los 70s “campaña que sus oponentes dicen que implícitamente justifica la violenta dictadura derechista que tomó el poder en 1976″.

Villarruel, prosigue la nota, es políticamente más pulida que Milei, descripto como “un excéntrico, de arranques irascibles y un peinado salvaje”.

En los actos de la inauguración presidencial, destaca, la vicepresidente recibió a la delegación japonesa hablándole en japonés, idioma en el que es capaz de conversar, al igual que en inglés avanzado. El artículo destaca incluso su perfecta dicción en español, que usó -por caso- para cerrar su primera sesión en el senado acusando con elegancia a los legisladores peronistas de gobernar para sus amigos.

Agenda propia

El FT cita al consultor político Juan Germano, de Isonomía, quien destaca que ella no es una segundona, sino “una figura con su propia agenda, extremadamente clara”. Y a un “estrecho colaborador” de la vicepresidente que dijo: “ella no llegó hasta acá por ser una cara bonita, la trajeron sus ideas. Se preparó para esto por años, porque siente que una gran parte de la sociedad no ha sido escuchada durante un largo tiempo”.

Sin embargo, reconoce la nota, en las semanas posteriores a la elección el rol de Villarruel fue de algún modo disminuido debido a la alianza de Milei con el PRO: Patricia Bullrich, la candidata de ese partido, asumió el ministerio de Seguridad, y su vice, Luis Petri, el de Defensa, pese a que durante la campaña Milei dijo que sería la vicepresidente quien tendría responsabilidad sobre esas áreas de gobierno.

El artículo recuerda que Villarruel empezó su activismo político a inicios de los años 2000, en coincidencia con el advenimiento del kirchnerismo y que sus causas incluyen la oposición a la legalización del aborto, en lo que coincide con Milei, la crítica al “adoctrinamiento sobre derechos LGBTQ” en las escuelas y la condena de lo que considera la “impunidad” de criminales en la Argentina.

El FT recuerda que la vicepresidente es hija de un general que participó en la represión de la guerrilla setentista y que en 2006 fundó una ONG dedicada a los derechos de las víctimas de esos grupos, víctimas que -dice el artículo- habían estado mayormente excluidos de los esfuerzos de conmemoración del período, enfocado en la violencia de estado durante la dictadura 1976-1983″.

Villarruel propuso hacer escuelas en el espacio donde ahora está el Museo de la Memoria, en el exCentro de Detención de la ESMA, un lugar que -dice- conmemora crímenes como la tortura, la desaparición de personas en “vuelos de la muerte” que las arrojaban al mar y el secuestro de bebés luego entregados a otras familias.

Al respecto, el FT cita a Cristian Palmisciano, un “especialista en derechos humanos del Conicet” que señala que “académicos han aceptado que la cifra de 30.000 desapariciones, basados en diferentes datos, “puede ser imprecisa”, pero acusa a Villarruel de usar esos “puntos reales de incertidumbre para cuestionar partes sensibles del consenso democrático sobre los crímenes de la dictadura.

El artículo también recuerda que Villarruel conoció a Milei en 2017, en un estudio de TV y que según Juan Luis González, biógrafo del actual presidente, él la llamó en 2021, cuando fundó La Libertad Avanza, porque le habían aconsejado buscar una “figura pulida” fuera de los círculos libertarios, para completar su fórmula.

Debate “crucial”

Además, la columnista y analista política y de medios Adriana Amado destaca las habilidades de Villarruel como comunicadora y su lucimiento durante el debate con el ex candidato a vicepresidente, Agustín Rossi, que fue “crucial” en la campaña presidencial. “Su presencia como una persona más seria fue un buen contrapeso a la personalidad más loca de Milei”, subrayó Amado, aunque el artículo señala que no es claro -en una elección disputada mayormente en torno de la mayor crisis económica de las últimas dos décadas- qué parte del 56% de los votantes que apoyó a Milei comparte el conservadurismo cultural de Villarruel. No obstante, el colaborador de la vicepresidente consultado le señaló al FT que una vez resuelto lo urgente, “ella con seguridad comenzará a construir un consenso sobre ideas más amplias que sostiene y que son parte de La Libertad Avanza”.

Un empresario consultado le dijo al medio británico que se había reunido con Villarruel en 2023 y sintió “una desconexión entre ella y Milei; cuando le preguntás sobre él, ella no quiere responder. Creo que tienen valores fundamentalmente diferentes”.

FUENTE: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *